Y tú, ¿miras o actúas?

Los observadores juegan un papel muy importante en los casos de acoso escolar: son el público que la persona acosadora necesita para obtener el protagonismo que busca. Por tanto, a veces, esa situación de acoso se mantiene por alimentar a ese público. ¡Sin público no hay espectáculo!

La capacidad de reaccionar ante situaciones de acoso dependerá de muchos factores, como la relación que tengamos con la persona que está siendo acosada o con la que está acosando, nuestras capacidades físicas o nuestro miedo a convertirnos en víctimas.

Podemos diferenciar los siguientes tipos de observadores:

¿Has oído hablar de la Ley del Silencio?

Es la situación que se produce cuando ni la víctima ni las personas que observan se atreven a denunciar el acoso por miedo a las represalias. Esta actitud facilita que la persona agresora continúe acosando a la víctima con total impunidad.

Debemos aprender que la persona que denuncia un caso de acoso escolar no es una chivata, no está traicionando a nadie, no está haciendo nada malo. Todo lo contrario: está poniendo fin a una situación injusta y ayudando a un compañero/a de clase.

Campaña #NoBullying 2017: Acabar con el acoso escolar comienza en ti. Fundación Mutua Madrileña y ANAR.

Muchas veces queremos ayudar pero no sabemos cómo, aquí tienes unas pistas:

Detener el acoso escolar es responsabilidad de todos y todas. Las personas somos agentes de cambio no meros espectadores de lo que pasa a nuestro alrededor, tenemos la capacidad de cambiar las cosas. Entre todas podemos hacer que la convivencia sea mucho mejor. No te calles. Di no al bullying.

Campaña 2020 Fundación Mutua Madrileña y Anar: Tu silencio te lleva al lado oscuro. Unidos somos más fuertes:

Proyecto Innovación CEIP La Almazara: Y tú ¿de qué lado estás?:

Links de interés para seguir buscando información sobre el bullying y cómo combatirlo: