Testimonios del grupo mentor del IES Venancio Blanco

Cerramos 2020 dándole la palabra de nuevo a los y las jóvenes que han participado en el proyecto. En esta entrada, recogemos el testimonio de las/os participantes de los grupos mentores del IES Venancio Blanco (Salamanca).

El primer grupo mentor de mediación se compone de cuatro alumnas de 3º ESO. Llevan participando en el programa de Prevención de Acoso Escolar en sesiones periódicas en sus aulas desde febrero 2019, y entraron a formar parte de su grupo en noviembre de ese mismo año. Desde la fecha han participado en sesiones y formaciones en las que trabajan el aprendizaje de lo que significa el acoso escolar, habilidades sociales, resolución de conflictos, mediación y creación de un buen clima escolar. Con mucha ilusión y ganas, han realizado sus propios testimonios con un vídeo creado por ellas mismas. ¡Esperemos que os guste!

No sólo estas alumnas han formado parte de estas formaciones específicas. En noviembre de 2020 se ha creado un nuevo grupo mentor con 4 alumnos/as de 2º ESO del mismo instituto. Estos chicos y chicas han comenzado su aprendizaje en acoso escolar trabajando las habilidades sociales y la importancia de no ser observadores/as, e intentar ayudar a aquellas personas que sufren cada día en los centros escolares. Os presentamos a estos/as futuros mediadores/as: 

Su testimonio se ha compuesto de preguntas realizadas en una entrevista grupal y os dejamos el resultado, muy interesante de leer: 

  • ¿Podrías exponer lo que es para ti el acoso escolar, después de lo aprendido en el programa de Prevención de Acoso Escolar?

 RAFA: Es una situación que le ocurre desgraciadamente a la gente que se encuentra debilitada, sin estrategias que utilizar frente a ello y lamentablemente sufre acoso escolar por gente que no se da cuenta de que esa persona está sufriendo y no le gusta lo que le hacen.

  • En la actualidad, ¿ves muchas actitudes inadecuadas entre compañeros/as?

TERESA: Sí, sobre todo en casos concretos. Conocemos alumnos/as a los cuales hacen cosas malas, pero por protección de datos no se detallan aquí. Esos/as alumnos/as sufren discriminación, se les hace “putadas”, les dicen cosas y se ríen de ellos/as y luego las personas que lo realizan lo cuentan con orgullo. En nuestro caso, intentamos hablar con esas personas.

Por ejemplo, también en mi colegio, a una amiga mía le hicieron bullying aunque ahora en el instituto no, pero siempre suele tener una autoestima muy baja desde aquello.

  • ¿Cuál es la actitud más grave que has visto de un/a alumno/a a otro/a?

VEGA C.: En mi colegio, había un grupo de chicos y chicas que se llevaba mal con otra chica y llegaron a tirarla por las escaleras con todas sus cosas.

  • ¿Crees que es posible frenar el acoso escolar?

VEGA G.: Se puede frenar hablando con los/as acosadores/as porque muchas veces no se dan cuenta del daño que están haciendo y también con las víctimas para ayudarles a que se relacionen con otras personas, que tengan amigos/as, ayudarles a mejorar su autoestima porque la suelen tener mal cuando sufren acoso escolar; sin olvidarnos de los/as observadores/as que son el pilar más importante para que exista un cambio. No es fácil frenarlo, se puede, pero conlleva un proceso que cuanto antes se haga mejor.

  • En vuestros grupos de WhatsApp o en redes sociales, ¿has llegado a ver alguna vez casos de acoso escolar?

TERESA: En casos concretos yo sé que se han hecho vídeos de alumnos/as sin que ellos/as se enterasen. No me lo han pasado, me lo han enseñado y no sé si se habrá hecho difusión de esos vídeos por redes sociales, pero puedo imaginar que sí.

  • Para ti, ¿es más peligroso el bullying o el ciberbullying?

RAFA: Para mí es más peligroso el ciberbullying,  acoso por redes sociales porque si lo dicen por privado es peor porque nadie lo va a saber y nadie lo va a intentar solucionar y si no dice nada…

Si es en público se puede saber, se lo pueden decir a alguien y puede buscarse solución.

  • ¿Alguna vez os habéis sentido rechazados/as o habéis sufrido algún tipo de acoso? De ser así, ¿teníais las estrategias y la información suficiente para saber cómo actuar?

TERESA: Yo tuve una situación hace dos años. Vino una niña nueva y quise hacerme su amiga; no era buena influencia y llegué a apartarme de todo menos de ella. En ese grupo de amigos/as al final me acababan amenazando con que no contara cosas, de hacer cosas que no quería… Se solucionó fácil, pero después de eso estuve mal porque no tenía amigos/as. Se empezó a enterar gente y mi madre se enteró por otras personas antes que por mí, por lo que me faltaban estrategias para saber como actuar.

VEGA C.: He tenido varias; por ejemplo, el año pasado un niño se metía conmigo, me insultaba por como llevaba el pelo, por cómo me vestía… Me tocaba con él en varios grupos de trabajo y me decía que por qué estudiaba tanto y su reacción era romperme los trabajos de clase.

Otra situación fuera del colegio, en el pueblo, sufrí acoso con una pandilla que tenía. Me utilizaban como su sirvienta, me trataban mal, me insultaban… Se lo conté a mis padres un día que me harté y ellos hablaron con los padres y las madres de las chicas y pararon.

  • ¿Las habilidades sociales son innatas o son aprendidas? ¿Podemos aprender y enseñar habilidades sociales como empatía, asertividad, escucha activa, etc.?

VEGA G.: No son innatas; hay que aprenderlas relacionándote con otras personas, y cuando naces no te sabes relacionar. A los/as niños/as muy pequeños/as no les pasan estas cosas porque nunca se han relacionado y comienzan a jugar entre ellos/as sin problema. Es importante aprender y adquirir habilidades sociales cuando vas creciendo. Las personas comienzan a fijarse en el aspecto físico y personalidad de los/as demás según pasa el tiempo, pero a veces, no se hace de la forma adecuada por los prejuicios que tenemos y los estereotipos de la sociedad.

  • ¿Qué has buscado participando en el Grupo Mentor?

RAFA: Poder solucionar conflictos y frenar el bullying y el ciberbullying.

  • ¿Cómo os habéis sentido cuando han contado con vosotros/as para formar un grupo mentor?

RAFA: Me sentí bien porque me dijeron que podía aprender a solucionar situaciones de bullying.

TERESA: Es interesante aprender sobre las víctimas, agresores/as, espectadores/as y sobre cómo evitar ser alguno/a de ellos/as.

Damos las gracias por su participación y colaboración. Nos ha encantado trabajar con todo el alumnado de cada centro, y que todos/as hayan podido aprender y ayudar a que las relaciones en los centros educativos sean positivas y mejores. 

Autoconocimiento y autoconcepto

¿Qué sabemos del autoconcepto?¿Te conoces a ti mismo?

El autoconcepto, concepto de sí mismo, equivale a autoconocimiento, el cual pasa a ocupar un lugar central en la adolescencia.

En esta etapa tiene lugar la construcción de la propia identidad. Esto, como veremos más adelante, se relaciona con el bienestar personal a lo largo de toda la vida.

Por tanto, poned atención porque es muy importante saber desarrollar un autoconcepto positivo desde la adolescencia. Esto nos va a dar herramientras para enfrentar, en el futuro, problemas psicológicos y de adaptación personal.

El autoconcepto de una persona no es una variable independiente y aislada que se desarrolla por sí misma, sino que viene influida, determinada e íntimamente relacionada con otras variables de la vida social: la educación familiar, las interacciones con los/as compañeros/as y con los/as profesores/as, los medios de comunicación, los grupos de pertenencia, etc.

Es importante darse cuenta de que la autoimagen no coincide necesariamente con la realidad. La gente puede tener una autoimagen inflada y creer que las cosas son mejores de lo que realmente son. Aunque, por el contrario, las personas son generalmente propensas a tener autoimagen negativa y percibir o exagerar los defectos o debilidades

¿PARA QUÉ NECESITAMOS UN BUEN AUTOCONCEPTO?

Tener un autoconcepto positivo es la base del  buen funcionamiento personal, social y profesional. Frente a una misma experiencia personas/alumnos/as, con distintos autoconceptos, le dan diferentes significados, pudiendo ser limitantes.

¿Para qué sirve conocerse a uno mismo?

Dos ejemplos para visualizarlo:

a) En el ámbito académico:

Si a un/a alumno/a que tiene mal concepto de sí mismo le sale bien un examen, probablemente pensará: “Mira qué suerte he tenido, pero ya veremos cómo me sale el próximo”, es decir, que no atribuye el éxito a sí mismo sino a la suerte, un factor externo.

En cambio, un/a alumno/ con autoconcepto positivo pensará “me ha salido bien, es lo que esperaba, porque es lo que me suele ocurrir” y si le preguntáramos por su próximo examen, seguramente nos diría: “Si todo sigue igual, espero resultados semejantes”, lo que nos parecería una respuesta sensata, que además, demuestra confianza en sí mismo/a.

b) En el ámbito personal:

A la hora de elogiar a otra persona diciéndole: “Qué bien te veo, qué buen aspecto tienes” es posible que la persona que estuviera contenta con su aspecto físico aceptara el elogio, lo agradeciera y reconociera. Por el contrario, el mismo elogio dirigido a una persona descontenta con su físico no sería recibido igual y quizá nos contestara: “Qué va, ya me gustaría”.

De estos dos ejemplos podríamos extraer que el autoconcepto nos influye poderosamente:

  • INFLUYE EN EL APRENDIZAJE al influir en las expectativas, en los niveles de aspiración y en los objetivos que se plantea una persona. El grado de autoconcepto empuja al sujeto a estar más o menos decidido a hacer una tarea (rendimiento) y empuja a proponerse unas metas más o menos elevadas: AUTOMOTIVACIÓN.
  • INFLUYE EN LAS RELACIONES CON LOS DEMÁS porque mediatiza los procesos personales (desarrollo afectivo) e interpersonales y filtra la información que le llega.

Los superpoderes invisibles: las habilidades sociales

Seguro que has visto alguna película de superhéroes y superheroínas, o por lo menos, conoces alguno y has fantaseado con tener sus superpoderes. Cuando bajamos a la realidad resulta que esto de nacer con ellos es un poco más complicado de lo que parece. Incluso las personas con capacidades extraordinarias como los/as deportistas (Leo Messi, Rafa Nadal o Carolina Marín), los científicos/as (Hedy Lamarr o Albert Einstein) y otras profesiones deben trabajar esas cualidades para poder llegar a ser los/as mejores.

Photo by Life of Wu on Pexels.com

Aunque aparentemente el resto de los mortales no tenemos superpoderes, esto no es del todo cierto. Existe uno, invisible para algunos, que nos ayuda a fortalecer nuestra personalidad y nos enseña estrategias para poder comunicarnos y relacionarnos con el mundo: la empatía.

Alguna vez te habrán contado la importancia de aprender Matemáticas, Historia o incluso elegir una profesión para el futuro. Estas cosas son muy importantes, no cabe duda. Pero para llegar a ser una persona completa en todos los aspectos, es fundamental desarrollar tus habilidades sociales. Estas son los auténticos superpoderes de la vida: forman tu personalidad y definen cómo te relacionas con los demás, incluso cómo te ven y te valoran.

Las habilidades sociales pueden ser: empatía, inteligencia emocional, asertividad, capacidad de escucha, capacidad de comunicar sentimientos y emociones, etc. Cada una de estas habilidades se pueden llamar superpoderes y, como todas las capacidades, se pueden trabajar para mejorarlas.

En este artículo vamos a poner la atención en el superpoder de la empatía. Podríamos definirla como la capacidad de ponerse en el lugar del otro/a.

¿Has visto alguna vez un anuncio en el que abandonan un perro en un monte, los dueños se van con el coche y se queda el perro con cara de pena, solo y mojándose por la lluvia? ¿Qué sentirías si tú fueras el perro y te abandonara tu familia?, ¿qué pensarías?

Pero no todo el mundo tiene perro. Pongamos un ejemplo que nos pueda ayudar un poco más. Imagínate que eres el centro de atención en tu clase, pero no por nada bueno. Están esperando a que abras la boca para meterse contigo y ningunearte, te empujan al salir por la puerta en la hora del almuerzo para tirarte el bocadillo y luego nadie se junta contigo y vas dando vueltas solo/a intentando disimular, o incluso aceptando que nadie se quiere acercar a ti, porque no pareces importarle a nadie. ¿Qué pensarías si te pasar esto?, ¿qué te gustaría que sucediera? Un simple saludo, o un simple qué tal puede levantar la autoestima.

Si nos ponemos en el lugar de las personas que se sienten un poco marginadas en clase, quizás no haríamos la típica broma que hacemos sin importancia a cambio de unas pequeñas risas, y a consta del malestar de una persona con la autoestima un poco baja.

Aunque estos ejemplos son un poco extremos, también utilizamos el poder de la empatía en otras cosas. Por ejemplo, cuando en una conversación te paras un momento antes de responder y piensas en lo que vas a contestar y te das cuenta de que a ti no te gustaría que te dijeran así las cosas.

También la ponemos en práctica si vemos a un/a compañero/a un poco de bajón y pensamos en qué nos gustaría que nos dijeran si estuviéramos en la misma situación. Con este planteamiento, nos acercamos más a sus sentimientos y podríamos ayudar mejor.

Esta habilidad que estamos comentando hoy está en continuo entrenamiento y, aunque al principio igual tenemos que pararnos un poco para ponernos en la situación de la otra persona, poco a poco se va haciendo automático y vamos mejorando la velocidad y en la manera de respuesta. Como si te preguntan 4×5, no sumas 4 veces 5, sino que tu cabeza lo asume enseguida.

Lo más importante de este superpoder es que ayuda en la forma de relacionarnos porque es capaz de hacer sentir mejor a las dos personas. Además, ayuda a poder ver el mundo de manera más sana.  

Y tú, ¿miras o actúas?

Los observadores juegan un papel muy importante en los casos de acoso escolar: son el público que la persona acosadora necesita para obtener el protagonismo que busca. Por tanto, a veces, esa situación de acoso se mantiene por alimentar a ese público. ¡Sin público no hay espectáculo!

La capacidad de reaccionar ante situaciones de acoso dependerá de muchos factores, como la relación que tengamos con la persona que está siendo acosada o con la que está acosando, nuestras capacidades físicas o nuestro miedo a convertirnos en víctimas.

Podemos diferenciar los siguientes tipos de observadores:

¿Has oído hablar de la Ley del Silencio?

Es la situación que se produce cuando ni la víctima ni las personas que observan se atreven a denunciar el acoso por miedo a las represalias. Esta actitud facilita que la persona agresora continúe acosando a la víctima con total impunidad.

Debemos aprender que la persona que denuncia un caso de acoso escolar no es una chivata, no está traicionando a nadie, no está haciendo nada malo. Todo lo contrario: está poniendo fin a una situación injusta y ayudando a un compañero/a de clase.

Campaña #NoBullying 2017: Acabar con el acoso escolar comienza en ti. Fundación Mutua Madrileña y ANAR.

Muchas veces queremos ayudar pero no sabemos cómo, aquí tienes unas pistas:

Detener el acoso escolar es responsabilidad de todos y todas. Las personas somos agentes de cambio no meros espectadores de lo que pasa a nuestro alrededor, tenemos la capacidad de cambiar las cosas. Entre todas podemos hacer que la convivencia sea mucho mejor. No te calles. Di no al bullying.

Campaña 2020 Fundación Mutua Madrileña y Anar: Tu silencio te lleva al lado oscuro. Unidos somos más fuertes:

Proyecto Innovación CEIP La Almazara: Y tú ¿de qué lado estás?:

Links de interés para seguir buscando información sobre el bullying y cómo combatirlo:

Consecuencias del acoso escolar

El acoso escolar produce efectos negativos en todas las personas implicadas: la víctima, el agresor y los testigos.

Estos tres protagonistas (lo que se denomina el triángulo del bullying) padecen las consecuencias de este comportamiento. El acoso implica un desequilibrio social y, por tanto, va a marcar, en el tiempo, la personalidad de los/as implicados/as. De esta manera, les influye a nivel emocional y en el resto de relaciones sociales que van a establecer.

Así, por ejemplo:

Consecuencias para la víctima:

  • Baja autoestima.
  • Actitudes pasivas.
  • Trastornos emocionales.
  • Depresión, ansiedad. 
  • Bajo rendimiento y fracaso escolar.
  • Aparición de miedos.
  • Sentirse culpable.
  • Cambios en el comportamiento: introversión, aislamiento social y soledad.
  • Problemas en las relaciones sociales y familiares.

En algunos casos, el acoso escolar ha conducido a las víctimas al suicidio.

Además, compartimos con vosotros/as algunos testimonios de víctimas:

  • Yaiza: era acosada por ser nueva en el instituto.
  • Joel: sufría este tipo de violencia por su aspecto físico y su manera de expresarse.
  • La historia de Iñaki Zubizarreta quien sufrió acoso por su aspecto físico.

Consecuencias para el agresor:

Aunque no padecen un sufrimiento directo, como ocurre con las víctimas, los agresores presentan:

  • Un bajo rendimiento escolar.
  • Conductas antisociales y delictivas. La ira e impulsividad del agresor pueden conllevar a su participación en peleas o actos vandálicos.
  • Consumo de alcohol y otras drogas en la adolescencia y edad adulta.
  • Falta de empatía. El agresor no comprende el sufrimiento que ocasiona y puede impedirle desarrollar relaciones sociales sanas en el futuro.
  • Repetición del modelo violento en sus relaciones. Existe una correlación entre el acoso escolar y otras formas de violencia en la edad adulta, como el acoso laboral, el maltrato a la pareja, etc. El agresor tiende a justificar las agresiones.

Consecuencias para los testigos:

Las consecuencias para los/las observadores, que mantienen una actitud pasiva, no son tan visibles.

Sin embargo, puede provocar el convencimiento de que no se puede hacer nada o que es mejor no intervenir frente a la injusticia. Por lo que se da la espalda al que sufre. Esta actitud del/la espectador/a afianza la personalidad violenta y debilita determinados valores fundamentales en la comunidad, como el respeto, la tolerancia, la empatía, etc.

Como nos muestra el vídeo, todos/as somos interpelados por el acoso escolar. Por eso, es necesario aprender valores como la comprensión y el respeto. Y, aplicarlos para crear una sociedad tolerante.

Experiencias positivas en centros educativos

El acoso escolar es un problema que afecta a millones de niños/as, adolescentes y jóvenes en el mundo. Desgraciadamente, cada vez hay mayor número de víctimas y de acosadores/as en los colegios e institutos que hacen que la situación sea más difícil de controlar, pero afortunadamente son muchas las personas que luchan cada día por frenar el bullying, y trabajan constantemente en nuevas experiencias positivas y buenas prácticas en sus centros educativos y ciudades para sensibilizar a la población ante un asunto tan serio. Esta entrada está dedicada a mostrar algunas de esas iniciativas realizadas en diferentes comunidades de España, que puedan servir de inspiración tanto a profesionales, padres y madres e incluso chicos y chicas de todas las edades.

PRIMER JUICIO CONTRA EL BULLYING

CON NIÑOS/AS DICTANDO SENTENCIA

En la ciudad de Salamanca, el colegio Maestro Ávila tenía el objetivo de despertar en el alumnado una consciencia de las consecuencias y repercusiones que acarrea el maltrato escolar hacía las víctimas, familias, pero también agresores/as. Para ello, organizaron una iniciativa en la cual los/as alumnos/as simularon un juicio en sus aulas en el año 2019. El aula y los pupitres se convirtieron en una sala de vistas, siendo ellos/as quienes representasen a abogados, jueces, fiscales y víctimas de bullying.

Lo más interesante de la iniciativa es que la vista se repitió más tarde en los Juzgados de la ciudad de Salamanca, para crear una consciencia mucho más realista y conseguir que el mensaje llegase con mayor profundidad a los/as niños/as.

Aquí puedes ver el vídeo

MENSAJES DE SENSIBILIZACIÓN

EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Las imágenes controlan nuestra manera de percibir la realidad y tienen un gran poder condicionándonos a la hora de tomar decisiones. Ya conocéis el dicho: “Una imagen vale más que mil palabras”. Por ello, es importante dominar la comunicación visual para crear proyectos e iniciativas impactantes que transmitan valores como compañerismo o solidaridad.

Es por ello por lo que son muchos los centros educativos que sensibilizan cada día mediante la comunicación visual a su alumnado.

A continuación, se muestran ejemplos de mensajes de sensibilización que son vistos cada día por los/as alumnos/as en pasillos, escaleras, aseos, etc. Así, de manera indirecta, se consigue sensibilizar y crear un pensamiento positivo en cada uno/a de ellos/as.

Otra de las formas en las que muchos colegios e institutos están contribuyendo a crear buenas prácticas e iniciativas de forma visual es mediante vídeos creados por el propio alumnado. A continuación, presentamos el ejemplo de algunos de ellos, que esperamos os gusten, y quién sabe, algún día alguien se anime a colaborar en la sensibilización contra el bullying con amigos/as o compañeros/as de esta manera.

  • No te congeles ante el bullying es un vídeo elaborado y protagonizado por alumnado de un ciclo superior del IES La Guancha (Tenerife) como reconocimiento a la labor diaria de prevención del acoso escolar que realizan los centros educativos canarios. El mensaje que se trasmite es que todos/as podamos desarrollar habilidades para no congelarnos y actuar en positivo, protegiendo al/a la alumna/o débil, reparando su daño, poniendo freno a situaciones de abuso y fomentando el buen trato.
  • Lipdub: Se buscan valientes es un vídeo creado por todo el alumnado del CEIP Las Esperanzas, en Murcia, promoviendo el mensaje de la canción hecha por El Langui:

“Se buscan valientes que apoyen y defiendan al débil. Tú eres importante, tú sabes lo que pasa, no mires a otro lado. No le tengas miedo al malo”.

  • No lo permitas: RAP Stop Bullying:

ASIGNATURA EMPATÍA: REALIDAD VIRTUAL

Samsung y el Ministerio de Educación y Ciencia crearon en 2017 el proyecto Asignatura  Empatía contra el acoso escolar. Con este proyecto se ha pretendido concienciar a los/as espectadores/as sobre el problema del acoso en las aulas y reducirlo implicando a alumnos/as de 1º ESO de todo el país.

Gracias a la experiencia inmersiva en realidad virtual, se consigue un mayor grado de concienciación y empatía con el dolor de la víctima, se incentiva la acción del grupo y se promueve un cambio de actitud. En este caso, se recrea un caso de ciberacoso entre adolescentes en un centro educativo y su resolución por los/as propios/as alumnos/as.

OBRAS DE TEATRO

Esta obra muestra la historia de Alberto, un chico que recibe el rechazo de los/as demás por su orientación sexual. Este vídeo ha sido usado en centros educativos para animar a los/as chicos/as a la representación de esta pieza teatral y, a hablar sobre el problema. Fue creado por Javier Izcue, Ignacio Aranguren y el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

IMPLICACIÓN DE ALUMNOS/AS Y GRUPOS MENTORES

Como hemos hablado en entradas anteriores es muy importante que los centros educativos cuenten con grupos mentores y alumnos/as mediadores que se involucren cada día en la búsqueda de un buen clima escolar, en mediación de conflictos y en predicar con el ejemplo.

Está demostrado que los/as niños/as y adolescentes hacen más caso a los mensajes que trasmiten su grupo de iguales, que aquellos que les trasmitan sus padres, madres y profesorado, aunque el mensaje sea el mismo. Por ello, se debe seguir fomentando la participación de los/as alumnos/as en actividades de prevención y sensibilización. Son muchos los ejemplos que se podrían resaltar en este tipo de iniciativas, pero en nuestro caso, hemos elegido el proyecto que realizaron los/as alumnos/as de Bachillerato para el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria en el IES Riu Túria, en Valencia: aquí lo puedes conocer.

Tipos y manifestaciones de acoso escolar

A pesar de que llevamos meses realizando publicaciones en el blog relacionadas con el acoso escolar nos parece importante incidir sobre sus tipos y posibles manifestaciones, ya que este fenómeno va mucho más allá de la agresión físico y/o verbal y muchas veces no somos conscientes del alcance que puede tener.

De esta manera, para poder identificar posibles casos de acoso escolar entre nuestros/as compañeros/as y, así, ofrecerles nuestra ayuda o pedirla a algún miembro de la comunidad educativa, necesitamos conocer las formas en que se produce.

Como ya os contamos en una de las entradas de abril, el acoso escolar o bullying (su término en inglés), es toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre alumnado, de forma reiterada y a lo largo del tiempo.

Por tanto, existen diferentes tipos de Bullying:

  • Social: también denominado “acoso en relaciones”, ya que se basa en dañar la reputación o las relaciones de una persona.
  • Psicológico: tiene como objetivo dañar la autoestima de la víctima y fomentan su sensación de temor.
  • Verbal: consiste en decir cosas desagradables sobre la persona.
  • Físico: hace referencia a conductas agresivas. Estas pueden ser contra la persona o contra sus pertenencias.

Alguno de estos tipos de acoso es más sutil que otros y, si a esto le sumamos que el/la agresor/a o agresores/as suelen cuidar que las personas adultas no lo descubran, es de gran importancia que se conozcan las posibles manifestaciones de cada tipo para poder detectarlo e intervenir. Vamos a ver algunos ejemplos:

Infografía sobre los tipos de acoso escolar. YMCA. 2020

Ahora ya sabemos que acoso escolar no es solo sinónimo de maltrato físico o de agresión verbal, sino que pueden darse otras variantes que hacen el mismo daño, o incluso más, a las personas que lo sufren. Y es que, independientemente del tipo o tipos de acoso que se sufra, en todos ellos existe el daño psicológico.

En cualquier caso, en todo tipo de acoso escolar se ven implicadas tres protagonistas. Cada uno/a de ellos/as tiene su parte de responsabilidad:

  • Agresor/a o agresores/as: alumnos/as que molestan o agreden a la víctima. Suelen mostrar un tipo de dominación permanente,  con imposición y muestras de poder.
  • Víctima: alumno/a que sufre el acoso. Suelen ser tímidos, con dificultades en sus habilidades sociales, tienen problemas para expresar sus pensamientos y deseos, suelen tener pocos amigos/as, etc.
  • Testigos o espectadores/as: alumnos/as que conocen lo que suceden y que, o incitan al agresor o agresora a que molesten a la víctima, o guardan silencio e incluso se suman a las agresiones por miedo a convertirse ellos/as mismos/as en víctima.

Por el perfil de las víctimas, del agresor/a o agresoras/as, y por el especial cuidado que ponen para que las personas adultas no se enteren, se vuelve fundamental el papel de los espectadores/as para denunciar este tipo de hechos y que se genere así una red de ayuda y apoyo a las víctimas.

Por todo lo visto, es tan importante que seáis capaz de reconocer casos de acoso escolar (sea cual sea su forma), y que tengáis las suficientes herramientas para poder actuar ante estas situaciones. Así, si veis comportamientos extraños en algún compañero o compañera (tristeza, apatía, miedo…), o si sois testigos de que ciertas actitudes de otros/as molestan o incomodan a la persona que las sufre (ya sabemos: no solo empujar o pegar, si no también humillar, poner motes despectivos, aislar, aprovecharse de algún rasgo físico o personal para atacar…), puede estar en vuestra mano ser esa persona que ayude a frenar esta situación. Seguid leyéndonos para continuar con este aprendizaje. El acoso escolar solo se puede parar actuando desde el propio alumnado… ¡Sé partícipe de este cambio!    

Todo lo relacionado con las consecuencias derivadas del acoso escolar las veremos en el blog en próximas publicaciones.  ¡No te lo pierdas!

Mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Abiert@s y asertiv@s

La asertividad, como habilidad social y comunicativa, consiste en saber expresar lo que se piensa o se quiere de manera clara y respetuosa, considerando la existencia de otros puntos de vista y sin ser agresivo/a o pasivo/a.

Este rasgo nace de la premisa de que debemos respetar para que nos respeten.

Los 3 estilos de comunicación.

Todos las personas tenemos un estilo preferente de comunicación, ya sea el pasivo, el agresivo o el asertivo. Vemos a continuación las características de cada uno de ellos:

Los modelos de conducta guían nuestro aprendizaje y lo sitúan en un estilo de comunicación u otro.

Por tanto, la persona no nace siendo asertiva, cultiva su habilidad socialmente y la refuerza con el paso del tiempo. Nuestra imitación y el apoyo recibido de las conductas en la esfera colectiva y la observación de los modelos de nuestro entorno, ya sea en núcleos familiares, de amistad o laborales, condicionan el estilo final que adoptamos.

De esta forma, si el soporte ha sido positivo, nos inclinaremos más por actitudes asertivas; mientras que, si por el contrario las conductas asertivas han sido castigadas por el entorno, nuestra asertividad mutará en comportamientos agresivos o pasivos.

Los rasgos que suelen tener las personas asertivas son:

Existen técnicas que ayudan a desarrollar la asertividad de forma eficaz como son:

La asertividad como otras tantas habilidades no nace de un “talento natural” sino de un aprendizaje a través de las experiencias personales y como todo aprendizaje se puede desarrollar a través de técnicas y estrategias que podemos integrar en nuestro repertorio de conductas.

Por tanto si actualmente tu estilo de comunicación es pasivo o agresivo, recuerda que puedes aprender a ser asertivo, lo cual te ayudará a establecer relaciones sinceras y satisfactorias.

Para más información, te invitamos a darle play al siguiente vídeo:

Las Redes Sociales en verano

El verano es la época en la que, a nivel personal, tenemos más tiempo libre, vamos de vacaciones y publicamos y compartimos más contenido en las redes sociales. Pero ¿qué ocurre con nuestra seguridad? ¿Qué debemos compartir y que no? ¿Cómo podemos protegernos a nosotros/as mismos/as y proteger a los/as demás?

Cuando decimos que la seguridad en redes sociales debe ser uno de los aspectos más importantes, en verano esto tiene que ser lo más importante, ya que, sin darnos cuenta, se vuelven el sitio ideal para dar a conocer todos los planes que se tienen con todo tipo de detalle. Lo primero que no debemos hacer es anunciar que nos vamos de vacaciones, ya que de lo contrario estaríamos dándoles vía libre a los ciberdelincuentes para lanzar ataques ahora que saben que no podrán ser respondidos con la rapidez necesaria.

Tras el nacimiento, desarrollo y auge de las redes sociales nuestra forma de comunicarnos con el mundo ha cambiado. Ha supuesto el poseer un espacio en Internet donde poder compartir mensajes e información en diferentes formatos (texto, imagen, música, audio, vídeo…) de forma virtual con muchas personas a la vez, mientras entablan conversaciones, vierten opiniones y diálogos sobre algún tema.

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real. Estas tienen infinidad de beneficios, pero también de peligros que debemos tener en cuenta. Hemos hecho una pequeña recopilación de los más significativos:

Infografía dinámica sobre los beneficios y peligros de las RRSS. YMCA. 2020.

Muchas veces, compartimos demasiados detalles de nuestro día a día en las redes sociales, incluso hay determinada información que debemos proporcionar de manera obligatoria si queremos hacer uso de ella como son el correo electrónico, número de teléfono o fecha de cumpleaños para confirmar nuestra identidad y/o mayoría de edad. Esto no debería preocuparnos, siempre y cuando estos datos no sean visibles por terceras personas, ¿verdad?

El problema está en el mal uso que podamos hacer de las RRSS, o el abuso, descontrol y adicción que pueden generar, llegando a hacernos sentir que cada vez necesitamos más likes, más post, stories y publicitar y publicar cada cosa que hacemos poniendo en riesgo nuestra privacidad y seguridad con una sobre exposición innecesaria de información personal.

Mira este vídeo sobre el tema que planteamos para reflexionar sobre ello:

Campaña Unicef Redes. UNICEF. 2018.

Por otro lado, en ocasiones publicamos contenidos que nos parecen inofensivos, pero no somos conscientes del grado de exposición al que nos sometemos, ni las consecuencias que pueden tener en nuestras vidas. Ejemplos de información que no deberíamos hacer pública en la Red:

Infografía dinámica sobre la “Información que no debemos compartir en RRSS”. YMCA. 2020.

Si nuestras redes sociales están expuestas, nosotros también. Y es que la información que compartimos en nuestras redes puede ser utilizada con fines malignos.

La época de vacaciones, y especialmente en verano entraña muchos riesgos, por ello, hay que tener en cuenta lo arriesgado que es anunciar la ausencia del domicilio habitual y los peligros que esto puede conllevar, como robos e incluso ocupaciones.

Solo en la red social Facebook se suben más de 300 millones de imágenes al día. Es importante controlar el tipo de imágenes que se suben para evitar posibles situaciones incómodas, teniendo especial cuidado con imágenes comprometidas o en las que aparezcan menores.

Te dejamos otro vídeo sobre el público que visita las RRSS:

Tu vida en las RRSS tiene público. Orange. 2020.

El afán por compartir todo lo que hacemos en nuestras redes sociales puede ser muy peligroso, como se ha comentado, uno de los mayores problemas es que alguien podría suplantar nuestra identidad, además nuestras fotos y vídeos podrían caer en manos de alguien que les de un final inesperado.

Si estás interesado/a en saber más sobre el tema no dudes en buscar más información, consultar con un adulto o los técnicos de este programa y sobre todo si ves a tu alrededor cómo tus amigos/as comparten fotos y otra información en sus redes sociales que puedan ponerlos en peligro ¡Díselo y ayúdales! 

Es importante tener control y filtro sobre lo que publicamos, comprobando la privacidad de nuestros datos, perfil y otra información relevante de cada Red Social y perfil que tengamos, para nuestra propia seguridad.

Te dejamos un par de vídeos más para profundizar sobre las RRSS y la precaución ante la difusión de fotos, información personal y otros datos privados:

Cuidado con lo que subes a INTERNET:

Cuidado con lo que subes a Internet. Gobierno de Paraguay. 2014.

Los riesgos de compartir fotos personales en las RRSS:

Riesgos de compartir fotos personales en RRSS. Gobierno de México. 2017.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

La influencia de las RRSS en la construcción de la imagen personal

Artículo escrito por Lucía Hortelano, alumna de convivencia, y su técnico de prevención del acoso escolar, Tamara Perea.

Como todos sabemos, hoy en día las redes sociales, los medios de comunicación, los personajes públicos, etc., están muy presentes en nuestra sociedad. Y con ellos los estereotipos, los prejuicios, sobre todo físicos, que de alguna manera nos imponen con las modelos con cuerpos diez, lánguidas y delicadas, o los modelos musculados y fornidos. Desencajando en la sociedad cuando no los cumplimos, como si fuera el único modelo de belleza posible y admitido.

En muchas ocasiones, estos estereotipos provocan complejos en la mayoría de la sociedad que sabe que no cumple el canon de belleza impuesto por las RRSS y otros medios de comunicación. Podemos sentir que esa belleza no es perfecta y, en algunos casos extremos e incluso en los más graves, puede llevar a la obsesión por ese tipo de cuerpos, desembocando para muchos/as jóvenes en relaciones tóxicas con la comida (trastornos alimenticios como anorexia o bulimia), o con otras personas por juzgar el aspecto exterior de manera distorsionada.

Los acosadores y acosadoras utilizan estos complejos o rasgos físicos no deseados que la sociedad no acepta, como razón para maltratar y acosar a sus víctimas. Esto provoca que los complejos aumenten, la autoestima disminuya y, una vez más, se transformen en enfermedades graves como las anteriormente mencionadas.

¿Crees que los cánones de belleza afectan a tu autoestima?

Proyecto de sensibilización sobre la influencia de los cánones de belleza en jóvenes. “Borra tus complejos”. 2016

Con la llegada del buen tiempo y del verano, los complejos se hacen más presentes. Nos vestimos de manera más ligera, llega la playa y las piscinas y con ello los bañadores y bikinis dónde dejamos en evidencia nuestro cuerpo, que no se corresponde con lo que vemos en las RRSS, provocando complejos que sirven de excusa a los acosadores/as para herir y seguir acosando a sus víctimas.

Pero… ¿los estereotipos de belleza siempre fueron los mismos? Veremos a continuación que no. A lo largo de la historia el canon de belleza ha evolucionado, tanto para mujeres como para hombres. La belleza es cultural, subjetiva y cambiante…

Infografía línea temporal sobre la evolución del canon de belleza femenino. YMCA 2020

Infografía línea temporal sobre la evolución del canon de belleza masculino. YMCA 2020

Como hemos visto, los estereotipos de belleza se han impuesto a lo largo de la historia por los distintos medios sociales y de comunicación, como el deporte, la TV, la música o el cine.

En los tiempos que vivimos no es distinto. Las influencias vienen de los mismos sitios, pero además se unen las RRSS, hoy día al alcance de todas las personas y usadas especialmente por los/as jóvenes.

En ellas, los/as deportistas, actores/actrices, modelos y artistas en general nos muestran la belleza actual y que todos/as debemos seguir para parecernos a ellos/as. Símbolo de belleza, fama, éxito y popularidad, los también llamados influencers.

En las RRSS mostramos el escaparate de lo que “somos” aparentemente: paisajes perfectos, maquillaje perfecto, outfit a la última, y retoques con photoshop o filtros que no muestran la realidad. Buscamos mostrarnos y publicitarnos a los demás: dónde estamos, qué comemos, qué vestimos, cómo nos sentimos… sin aparente privacidad.

Es este afán lo que nos lleva precipitadamente a intentar parecernos a ellos/as y lo que supone ser aceptados/as socialmente. De lo contrario, siempre habrá quién nos recuerde que estamos fuera de los cánones, dando lugar a situaciones de acoso, estereotipos, amenazas, insultos que se produce, sobre todo, en las redes.

Es más fácil criticar en las RRSS de manera anónima, donde se pueden decir aparentemente las opiniones sin filtro, y sobre todo si son negativas, exacerbadas… Son los llamados/as “haters” de las redes, que se creen con el poder, derecho o la capacidad de poder decir lo que piensan y que su opinión es válida sea la que sea. Hay que educar a saber usar las RRSS, tanto para publicar como para opinar, partiendo desde el respeto y las habilidades sociales que tanto hemos compartido y comentado en anteriores post.

¿Es importante tener followers?

Por esta razón, nosotros/as tenemos que luchar contra estos estereotipos y complejos. Por una sociedad más flexible que acepte todo tipo de cuerpos y no juzgue a los menos deseados socialmente. Porque el deseo es una construcción social de estos cánones de belleza impuestos.

Porque altos, bajos, delgados, gordos, morenos o blancos todos/as somos únicos/as, excepcionales, originales y bellos/as a nuestra manera.

Ahora os preguntareis, hay que luchar, pero… ¿cómo?

Aspectos que juegan un papel fundamental en cómo podemos enfrentarnos a posibles amenazas contra nuestro aspecto son: la autoestima, el autoconcepto y autoimagen.

Imagen dinámica sobre la construcción del YO. YMCA 2020

Algunos consejos para mejorar la autoestima y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud:

Infografía dinámica sobre consejos de la OMS para mejorar la autoestima. YMCA 2020

Para finalizar, como adolescente y alumna de convivencia, quiero mandar un mensaje positivo, pero levantando la voz.

Juntos/as debemos luchar contra el acoso:

  • Comienza por respetarte a ti mismo/a y a los demás, sin importar los rasgos físicos. Valora la diversidad de cuerpos, ahí está la riqueza.
  • Debemos querernos sin estereotipos que nos separen. Si tú te sientes bien ¿qué más da lo que digan los demás?
  • Constrúyete a ti mismo/a. Como cualquier ser humano tendrás tus virtudes y tus defectos, pero si quieres mejorar que sea por ti y no por las opiniones de los demás.
  • Transmite el mensaje de respeto y tolerancia.

Si quieres profundizar más sobre el tema, te dejamos a continuación un vídeo para reflexionar:

¿Qué pasa si sacamos nuestros complejos a la luz?

Vídeo de “El hormiguero” sobre los complejos y la belleza. Antena 3.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!