Y tú, ¿miras o actúas?

Los observadores juegan un papel muy importante en los casos de acoso escolar: son el público que la persona acosadora necesita para obtener el protagonismo que busca. Por tanto, a veces, esa situación de acoso se mantiene por alimentar a ese público. ¡Sin público no hay espectáculo!

La capacidad de reaccionar ante situaciones de acoso dependerá de muchos factores, como la relación que tengamos con la persona que está siendo acosada o con la que está acosando, nuestras capacidades físicas o nuestro miedo a convertirnos en víctimas.

Podemos diferenciar los siguientes tipos de observadores:

¿Has oído hablar de la Ley del Silencio?

Es la situación que se produce cuando ni la víctima ni las personas que observan se atreven a denunciar el acoso por miedo a las represalias. Esta actitud facilita que la persona agresora continúe acosando a la víctima con total impunidad.

Debemos aprender que la persona que denuncia un caso de acoso escolar no es una chivata, no está traicionando a nadie, no está haciendo nada malo. Todo lo contrario: está poniendo fin a una situación injusta y ayudando a un compañero/a de clase.

Campaña #NoBullying 2017: Acabar con el acoso escolar comienza en ti. Fundación Mutua Madrileña y ANAR.

Muchas veces queremos ayudar pero no sabemos cómo, aquí tienes unas pistas:

Detener el acoso escolar es responsabilidad de todos y todas. Las personas somos agentes de cambio no meros espectadores de lo que pasa a nuestro alrededor, tenemos la capacidad de cambiar las cosas. Entre todas podemos hacer que la convivencia sea mucho mejor. No te calles. Di no al bullying.

Campaña 2020 Fundación Mutua Madrileña y Anar: Tu silencio te lleva al lado oscuro. Unidos somos más fuertes:

Proyecto Innovación CEIP La Almazara: Y tú ¿de qué lado estás?:

Links de interés para seguir buscando información sobre el bullying y cómo combatirlo:

Consecuencias del acoso escolar

El acoso escolar produce efectos negativos en todas las personas implicadas: la víctima, el agresor y los testigos.

Estos tres protagonistas (lo que se denomina el triángulo del bullying) padecen las consecuencias de este comportamiento. El acoso implica un desequilibrio social y, por tanto, va a marcar, en el tiempo, la personalidad de los/as implicados/as. De esta manera, les influye a nivel emocional y en el resto de relaciones sociales que van a establecer.

Así, por ejemplo:

Consecuencias para la víctima:

  • Baja autoestima.
  • Actitudes pasivas.
  • Trastornos emocionales.
  • Depresión, ansiedad. 
  • Bajo rendimiento y fracaso escolar.
  • Aparición de miedos.
  • Sentirse culpable.
  • Cambios en el comportamiento: introversión, aislamiento social y soledad.
  • Problemas en las relaciones sociales y familiares.

En algunos casos, el acoso escolar ha conducido a las víctimas al suicidio.

Además, compartimos con vosotros/as algunos testimonios de víctimas:

  • Yaiza: era acosada por ser nueva en el instituto.
  • Joel: sufría este tipo de violencia por su aspecto físico y su manera de expresarse.
  • La historia de Iñaki Zubizarreta quien sufrió acoso por su aspecto físico.

Consecuencias para el agresor:

Aunque no padecen un sufrimiento directo, como ocurre con las víctimas, los agresores presentan:

  • Un bajo rendimiento escolar.
  • Conductas antisociales y delictivas. La ira e impulsividad del agresor pueden conllevar a su participación en peleas o actos vandálicos.
  • Consumo de alcohol y otras drogas en la adolescencia y edad adulta.
  • Falta de empatía. El agresor no comprende el sufrimiento que ocasiona y puede impedirle desarrollar relaciones sociales sanas en el futuro.
  • Repetición del modelo violento en sus relaciones. Existe una correlación entre el acoso escolar y otras formas de violencia en la edad adulta, como el acoso laboral, el maltrato a la pareja, etc. El agresor tiende a justificar las agresiones.

Consecuencias para los testigos:

Las consecuencias para los/las observadores, que mantienen una actitud pasiva, no son tan visibles.

Sin embargo, puede provocar el convencimiento de que no se puede hacer nada o que es mejor no intervenir frente a la injusticia. Por lo que se da la espalda al que sufre. Esta actitud del/la espectador/a afianza la personalidad violenta y debilita determinados valores fundamentales en la comunidad, como el respeto, la tolerancia, la empatía, etc.

Como nos muestra el vídeo, todos/as somos interpelados por el acoso escolar. Por eso, es necesario aprender valores como la comprensión y el respeto. Y, aplicarlos para crear una sociedad tolerante.

Experiencias positivas en centros educativos

El acoso escolar es un problema que afecta a millones de niños/as, adolescentes y jóvenes en el mundo. Desgraciadamente, cada vez hay mayor número de víctimas y de acosadores/as en los colegios e institutos que hacen que la situación sea más difícil de controlar, pero afortunadamente son muchas las personas que luchan cada día por frenar el bullying, y trabajan constantemente en nuevas experiencias positivas y buenas prácticas en sus centros educativos y ciudades para sensibilizar a la población ante un asunto tan serio. Esta entrada está dedicada a mostrar algunas de esas iniciativas realizadas en diferentes comunidades de España, que puedan servir de inspiración tanto a profesionales, padres y madres e incluso chicos y chicas de todas las edades.

PRIMER JUICIO CONTRA EL BULLYING

CON NIÑOS/AS DICTANDO SENTENCIA

En la ciudad de Salamanca, el colegio Maestro Ávila tenía el objetivo de despertar en el alumnado una consciencia de las consecuencias y repercusiones que acarrea el maltrato escolar hacía las víctimas, familias, pero también agresores/as. Para ello, organizaron una iniciativa en la cual los/as alumnos/as simularon un juicio en sus aulas en el año 2019. El aula y los pupitres se convirtieron en una sala de vistas, siendo ellos/as quienes representasen a abogados, jueces, fiscales y víctimas de bullying.

Lo más interesante de la iniciativa es que la vista se repitió más tarde en los Juzgados de la ciudad de Salamanca, para crear una consciencia mucho más realista y conseguir que el mensaje llegase con mayor profundidad a los/as niños/as.

Aquí puedes ver el vídeo

MENSAJES DE SENSIBILIZACIÓN

EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Las imágenes controlan nuestra manera de percibir la realidad y tienen un gran poder condicionándonos a la hora de tomar decisiones. Ya conocéis el dicho: “Una imagen vale más que mil palabras”. Por ello, es importante dominar la comunicación visual para crear proyectos e iniciativas impactantes que transmitan valores como compañerismo o solidaridad.

Es por ello por lo que son muchos los centros educativos que sensibilizan cada día mediante la comunicación visual a su alumnado.

A continuación, se muestran ejemplos de mensajes de sensibilización que son vistos cada día por los/as alumnos/as en pasillos, escaleras, aseos, etc. Así, de manera indirecta, se consigue sensibilizar y crear un pensamiento positivo en cada uno/a de ellos/as.

Otra de las formas en las que muchos colegios e institutos están contribuyendo a crear buenas prácticas e iniciativas de forma visual es mediante vídeos creados por el propio alumnado. A continuación, presentamos el ejemplo de algunos de ellos, que esperamos os gusten, y quién sabe, algún día alguien se anime a colaborar en la sensibilización contra el bullying con amigos/as o compañeros/as de esta manera.

  • No te congeles ante el bullying es un vídeo elaborado y protagonizado por alumnado de un ciclo superior del IES La Guancha (Tenerife) como reconocimiento a la labor diaria de prevención del acoso escolar que realizan los centros educativos canarios. El mensaje que se trasmite es que todos/as podamos desarrollar habilidades para no congelarnos y actuar en positivo, protegiendo al/a la alumna/o débil, reparando su daño, poniendo freno a situaciones de abuso y fomentando el buen trato.
  • Lipdub: Se buscan valientes es un vídeo creado por todo el alumnado del CEIP Las Esperanzas, en Murcia, promoviendo el mensaje de la canción hecha por El Langui:

“Se buscan valientes que apoyen y defiendan al débil. Tú eres importante, tú sabes lo que pasa, no mires a otro lado. No le tengas miedo al malo”.

  • No lo permitas: RAP Stop Bullying:

ASIGNATURA EMPATÍA: REALIDAD VIRTUAL

Samsung y el Ministerio de Educación y Ciencia crearon en 2017 el proyecto Asignatura  Empatía contra el acoso escolar. Con este proyecto se ha pretendido concienciar a los/as espectadores/as sobre el problema del acoso en las aulas y reducirlo implicando a alumnos/as de 1º ESO de todo el país.

Gracias a la experiencia inmersiva en realidad virtual, se consigue un mayor grado de concienciación y empatía con el dolor de la víctima, se incentiva la acción del grupo y se promueve un cambio de actitud. En este caso, se recrea un caso de ciberacoso entre adolescentes en un centro educativo y su resolución por los/as propios/as alumnos/as.

OBRAS DE TEATRO

Esta obra muestra la historia de Alberto, un chico que recibe el rechazo de los/as demás por su orientación sexual. Este vídeo ha sido usado en centros educativos para animar a los/as chicos/as a la representación de esta pieza teatral y, a hablar sobre el problema. Fue creado por Javier Izcue, Ignacio Aranguren y el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

IMPLICACIÓN DE ALUMNOS/AS Y GRUPOS MENTORES

Como hemos hablado en entradas anteriores es muy importante que los centros educativos cuenten con grupos mentores y alumnos/as mediadores que se involucren cada día en la búsqueda de un buen clima escolar, en mediación de conflictos y en predicar con el ejemplo.

Está demostrado que los/as niños/as y adolescentes hacen más caso a los mensajes que trasmiten su grupo de iguales, que aquellos que les trasmitan sus padres, madres y profesorado, aunque el mensaje sea el mismo. Por ello, se debe seguir fomentando la participación de los/as alumnos/as en actividades de prevención y sensibilización. Son muchos los ejemplos que se podrían resaltar en este tipo de iniciativas, pero en nuestro caso, hemos elegido el proyecto que realizaron los/as alumnos/as de Bachillerato para el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria en el IES Riu Túria, en Valencia: aquí lo puedes conocer.

Tipos y manifestaciones de acoso escolar

A pesar de que llevamos meses realizando publicaciones en el blog relacionadas con el acoso escolar nos parece importante incidir sobre sus tipos y posibles manifestaciones, ya que este fenómeno va mucho más allá de la agresión físico y/o verbal y muchas veces no somos conscientes del alcance que puede tener.

De esta manera, para poder identificar posibles casos de acoso escolar entre nuestros/as compañeros/as y, así, ofrecerles nuestra ayuda o pedirla a algún miembro de la comunidad educativa, necesitamos conocer las formas en que se produce.

Como ya os contamos en una de las entradas de abril, el acoso escolar o bullying (su término en inglés), es toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre alumnado, de forma reiterada y a lo largo del tiempo.

Por tanto, existen diferentes tipos de Bullying:

  • Social: también denominado “acoso en relaciones”, ya que se basa en dañar la reputación o las relaciones de una persona.
  • Psicológico: tiene como objetivo dañar la autoestima de la víctima y fomentan su sensación de temor.
  • Verbal: consiste en decir cosas desagradables sobre la persona.
  • Físico: hace referencia a conductas agresivas. Estas pueden ser contra la persona o contra sus pertenencias.

Alguno de estos tipos de acoso es más sutil que otros y, si a esto le sumamos que el/la agresor/a o agresores/as suelen cuidar que las personas adultas no lo descubran, es de gran importancia que se conozcan las posibles manifestaciones de cada tipo para poder detectarlo e intervenir. Vamos a ver algunos ejemplos:

Infografía sobre los tipos de acoso escolar. YMCA. 2020

Ahora ya sabemos que acoso escolar no es solo sinónimo de maltrato físico o de agresión verbal, sino que pueden darse otras variantes que hacen el mismo daño, o incluso más, a las personas que lo sufren. Y es que, independientemente del tipo o tipos de acoso que se sufra, en todos ellos existe el daño psicológico.

En cualquier caso, en todo tipo de acoso escolar se ven implicadas tres protagonistas. Cada uno/a de ellos/as tiene su parte de responsabilidad:

  • Agresor/a o agresores/as: alumnos/as que molestan o agreden a la víctima. Suelen mostrar un tipo de dominación permanente,  con imposición y muestras de poder.
  • Víctima: alumno/a que sufre el acoso. Suelen ser tímidos, con dificultades en sus habilidades sociales, tienen problemas para expresar sus pensamientos y deseos, suelen tener pocos amigos/as, etc.
  • Testigos o espectadores/as: alumnos/as que conocen lo que suceden y que, o incitan al agresor o agresora a que molesten a la víctima, o guardan silencio e incluso se suman a las agresiones por miedo a convertirse ellos/as mismos/as en víctima.

Por el perfil de las víctimas, del agresor/a o agresoras/as, y por el especial cuidado que ponen para que las personas adultas no se enteren, se vuelve fundamental el papel de los espectadores/as para denunciar este tipo de hechos y que se genere así una red de ayuda y apoyo a las víctimas.

Por todo lo visto, es tan importante que seáis capaz de reconocer casos de acoso escolar (sea cual sea su forma), y que tengáis las suficientes herramientas para poder actuar ante estas situaciones. Así, si veis comportamientos extraños en algún compañero o compañera (tristeza, apatía, miedo…), o si sois testigos de que ciertas actitudes de otros/as molestan o incomodan a la persona que las sufre (ya sabemos: no solo empujar o pegar, si no también humillar, poner motes despectivos, aislar, aprovecharse de algún rasgo físico o personal para atacar…), puede estar en vuestra mano ser esa persona que ayude a frenar esta situación. Seguid leyéndonos para continuar con este aprendizaje. El acoso escolar solo se puede parar actuando desde el propio alumnado… ¡Sé partícipe de este cambio!    

Todo lo relacionado con las consecuencias derivadas del acoso escolar las veremos en el blog en próximas publicaciones.  ¡No te lo pierdas!

Mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Abiert@s y asertiv@s

La asertividad, como habilidad social y comunicativa, consiste en saber expresar lo que se piensa o se quiere de manera clara y respetuosa, considerando la existencia de otros puntos de vista y sin ser agresivo/a o pasivo/a.

Este rasgo nace de la premisa de que debemos respetar para que nos respeten.

Los 3 estilos de comunicación.

Todos las personas tenemos un estilo preferente de comunicación, ya sea el pasivo, el agresivo o el asertivo. Vemos a continuación las características de cada uno de ellos:

Los modelos de conducta guían nuestro aprendizaje y lo sitúan en un estilo de comunicación u otro.

Por tanto, la persona no nace siendo asertiva, cultiva su habilidad socialmente y la refuerza con el paso del tiempo. Nuestra imitación y el apoyo recibido de las conductas en la esfera colectiva y la observación de los modelos de nuestro entorno, ya sea en núcleos familiares, de amistad o laborales, condicionan el estilo final que adoptamos.

De esta forma, si el soporte ha sido positivo, nos inclinaremos más por actitudes asertivas; mientras que, si por el contrario las conductas asertivas han sido castigadas por el entorno, nuestra asertividad mutará en comportamientos agresivos o pasivos.

Los rasgos que suelen tener las personas asertivas son:

Existen técnicas que ayudan a desarrollar la asertividad de forma eficaz como son:

La asertividad como otras tantas habilidades no nace de un “talento natural” sino de un aprendizaje a través de las experiencias personales y como todo aprendizaje se puede desarrollar a través de técnicas y estrategias que podemos integrar en nuestro repertorio de conductas.

Por tanto si actualmente tu estilo de comunicación es pasivo o agresivo, recuerda que puedes aprender a ser asertivo, lo cual te ayudará a establecer relaciones sinceras y satisfactorias.

Para más información, te invitamos a darle play al siguiente vídeo:

Las Redes Sociales en verano

El verano es la época en la que, a nivel personal, tenemos más tiempo libre, vamos de vacaciones y publicamos y compartimos más contenido en las redes sociales. Pero ¿qué ocurre con nuestra seguridad? ¿Qué debemos compartir y que no? ¿Cómo podemos protegernos a nosotros/as mismos/as y proteger a los/as demás?

Cuando decimos que la seguridad en redes sociales debe ser uno de los aspectos más importantes, en verano esto tiene que ser lo más importante, ya que, sin darnos cuenta, se vuelven el sitio ideal para dar a conocer todos los planes que se tienen con todo tipo de detalle. Lo primero que no debemos hacer es anunciar que nos vamos de vacaciones, ya que de lo contrario estaríamos dándoles vía libre a los ciberdelincuentes para lanzar ataques ahora que saben que no podrán ser respondidos con la rapidez necesaria.

Tras el nacimiento, desarrollo y auge de las redes sociales nuestra forma de comunicarnos con el mundo ha cambiado. Ha supuesto el poseer un espacio en Internet donde poder compartir mensajes e información en diferentes formatos (texto, imagen, música, audio, vídeo…) de forma virtual con muchas personas a la vez, mientras entablan conversaciones, vierten opiniones y diálogos sobre algún tema.

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real. Estas tienen infinidad de beneficios, pero también de peligros que debemos tener en cuenta. Hemos hecho una pequeña recopilación de los más significativos:

Infografía dinámica sobre los beneficios y peligros de las RRSS. YMCA. 2020.

Muchas veces, compartimos demasiados detalles de nuestro día a día en las redes sociales, incluso hay determinada información que debemos proporcionar de manera obligatoria si queremos hacer uso de ella como son el correo electrónico, número de teléfono o fecha de cumpleaños para confirmar nuestra identidad y/o mayoría de edad. Esto no debería preocuparnos, siempre y cuando estos datos no sean visibles por terceras personas, ¿verdad?

El problema está en el mal uso que podamos hacer de las RRSS, o el abuso, descontrol y adicción que pueden generar, llegando a hacernos sentir que cada vez necesitamos más likes, más post, stories y publicitar y publicar cada cosa que hacemos poniendo en riesgo nuestra privacidad y seguridad con una sobre exposición innecesaria de información personal.

Mira este vídeo sobre el tema que planteamos para reflexionar sobre ello:

Campaña Unicef Redes. UNICEF. 2018.

Por otro lado, en ocasiones publicamos contenidos que nos parecen inofensivos, pero no somos conscientes del grado de exposición al que nos sometemos, ni las consecuencias que pueden tener en nuestras vidas. Ejemplos de información que no deberíamos hacer pública en la Red:

Infografía dinámica sobre la “Información que no debemos compartir en RRSS”. YMCA. 2020.

Si nuestras redes sociales están expuestas, nosotros también. Y es que la información que compartimos en nuestras redes puede ser utilizada con fines malignos.

La época de vacaciones, y especialmente en verano entraña muchos riesgos, por ello, hay que tener en cuenta lo arriesgado que es anunciar la ausencia del domicilio habitual y los peligros que esto puede conllevar, como robos e incluso ocupaciones.

Solo en la red social Facebook se suben más de 300 millones de imágenes al día. Es importante controlar el tipo de imágenes que se suben para evitar posibles situaciones incómodas, teniendo especial cuidado con imágenes comprometidas o en las que aparezcan menores.

Te dejamos otro vídeo sobre el público que visita las RRSS:

Tu vida en las RRSS tiene público. Orange. 2020.

El afán por compartir todo lo que hacemos en nuestras redes sociales puede ser muy peligroso, como se ha comentado, uno de los mayores problemas es que alguien podría suplantar nuestra identidad, además nuestras fotos y vídeos podrían caer en manos de alguien que les de un final inesperado.

Si estás interesado/a en saber más sobre el tema no dudes en buscar más información, consultar con un adulto o los técnicos de este programa y sobre todo si ves a tu alrededor cómo tus amigos/as comparten fotos y otra información en sus redes sociales que puedan ponerlos en peligro ¡Díselo y ayúdales! 

Es importante tener control y filtro sobre lo que publicamos, comprobando la privacidad de nuestros datos, perfil y otra información relevante de cada Red Social y perfil que tengamos, para nuestra propia seguridad.

Te dejamos un par de vídeos más para profundizar sobre las RRSS y la precaución ante la difusión de fotos, información personal y otros datos privados:

Cuidado con lo que subes a INTERNET:

Cuidado con lo que subes a Internet. Gobierno de Paraguay. 2014.

Los riesgos de compartir fotos personales en las RRSS:

Riesgos de compartir fotos personales en RRSS. Gobierno de México. 2017.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

La influencia de las RRSS en la construcción de la imagen personal

Artículo escrito por Lucía Hortelano, alumna de convivencia, y su técnico de prevención del acoso escolar, Tamara Perea.

Como todos sabemos, hoy en día las redes sociales, los medios de comunicación, los personajes públicos, etc., están muy presentes en nuestra sociedad. Y con ellos los estereotipos, los prejuicios, sobre todo físicos, que de alguna manera nos imponen con las modelos con cuerpos diez, lánguidas y delicadas, o los modelos musculados y fornidos. Desencajando en la sociedad cuando no los cumplimos, como si fuera el único modelo de belleza posible y admitido.

En muchas ocasiones, estos estereotipos provocan complejos en la mayoría de la sociedad que sabe que no cumple el canon de belleza impuesto por las RRSS y otros medios de comunicación. Podemos sentir que esa belleza no es perfecta y, en algunos casos extremos e incluso en los más graves, puede llevar a la obsesión por ese tipo de cuerpos, desembocando para muchos/as jóvenes en relaciones tóxicas con la comida (trastornos alimenticios como anorexia o bulimia), o con otras personas por juzgar el aspecto exterior de manera distorsionada.

Los acosadores y acosadoras utilizan estos complejos o rasgos físicos no deseados que la sociedad no acepta, como razón para maltratar y acosar a sus víctimas. Esto provoca que los complejos aumenten, la autoestima disminuya y, una vez más, se transformen en enfermedades graves como las anteriormente mencionadas.

¿Crees que los cánones de belleza afectan a tu autoestima?

Proyecto de sensibilización sobre la influencia de los cánones de belleza en jóvenes. “Borra tus complejos”. 2016

Con la llegada del buen tiempo y del verano, los complejos se hacen más presentes. Nos vestimos de manera más ligera, llega la playa y las piscinas y con ello los bañadores y bikinis dónde dejamos en evidencia nuestro cuerpo, que no se corresponde con lo que vemos en las RRSS, provocando complejos que sirven de excusa a los acosadores/as para herir y seguir acosando a sus víctimas.

Pero… ¿los estereotipos de belleza siempre fueron los mismos? Veremos a continuación que no. A lo largo de la historia el canon de belleza ha evolucionado, tanto para mujeres como para hombres. La belleza es cultural, subjetiva y cambiante…

Infografía línea temporal sobre la evolución del canon de belleza femenino. YMCA 2020

Infografía línea temporal sobre la evolución del canon de belleza masculino. YMCA 2020

Como hemos visto, los estereotipos de belleza se han impuesto a lo largo de la historia por los distintos medios sociales y de comunicación, como el deporte, la TV, la música o el cine.

En los tiempos que vivimos no es distinto. Las influencias vienen de los mismos sitios, pero además se unen las RRSS, hoy día al alcance de todas las personas y usadas especialmente por los/as jóvenes.

En ellas, los/as deportistas, actores/actrices, modelos y artistas en general nos muestran la belleza actual y que todos/as debemos seguir para parecernos a ellos/as. Símbolo de belleza, fama, éxito y popularidad, los también llamados influencers.

En las RRSS mostramos el escaparate de lo que “somos” aparentemente: paisajes perfectos, maquillaje perfecto, outfit a la última, y retoques con photoshop o filtros que no muestran la realidad. Buscamos mostrarnos y publicitarnos a los demás: dónde estamos, qué comemos, qué vestimos, cómo nos sentimos… sin aparente privacidad.

Es este afán lo que nos lleva precipitadamente a intentar parecernos a ellos/as y lo que supone ser aceptados/as socialmente. De lo contrario, siempre habrá quién nos recuerde que estamos fuera de los cánones, dando lugar a situaciones de acoso, estereotipos, amenazas, insultos que se produce, sobre todo, en las redes.

Es más fácil criticar en las RRSS de manera anónima, donde se pueden decir aparentemente las opiniones sin filtro, y sobre todo si son negativas, exacerbadas… Son los llamados/as “haters” de las redes, que se creen con el poder, derecho o la capacidad de poder decir lo que piensan y que su opinión es válida sea la que sea. Hay que educar a saber usar las RRSS, tanto para publicar como para opinar, partiendo desde el respeto y las habilidades sociales que tanto hemos compartido y comentado en anteriores post.

¿Es importante tener followers?

Por esta razón, nosotros/as tenemos que luchar contra estos estereotipos y complejos. Por una sociedad más flexible que acepte todo tipo de cuerpos y no juzgue a los menos deseados socialmente. Porque el deseo es una construcción social de estos cánones de belleza impuestos.

Porque altos, bajos, delgados, gordos, morenos o blancos todos/as somos únicos/as, excepcionales, originales y bellos/as a nuestra manera.

Ahora os preguntareis, hay que luchar, pero… ¿cómo?

Aspectos que juegan un papel fundamental en cómo podemos enfrentarnos a posibles amenazas contra nuestro aspecto son: la autoestima, el autoconcepto y autoimagen.

Imagen dinámica sobre la construcción del YO. YMCA 2020

Algunos consejos para mejorar la autoestima y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud:

Infografía dinámica sobre consejos de la OMS para mejorar la autoestima. YMCA 2020

Para finalizar, como adolescente y alumna de convivencia, quiero mandar un mensaje positivo, pero levantando la voz.

Juntos/as debemos luchar contra el acoso:

  • Comienza por respetarte a ti mismo/a y a los demás, sin importar los rasgos físicos. Valora la diversidad de cuerpos, ahí está la riqueza.
  • Debemos querernos sin estereotipos que nos separen. Si tú te sientes bien ¿qué más da lo que digan los demás?
  • Constrúyete a ti mismo/a. Como cualquier ser humano tendrás tus virtudes y tus defectos, pero si quieres mejorar que sea por ti y no por las opiniones de los demás.
  • Transmite el mensaje de respeto y tolerancia.

Si quieres profundizar más sobre el tema, te dejamos a continuación un vídeo para reflexionar:

¿Qué pasa si sacamos nuestros complejos a la luz?

Vídeo de “El hormiguero” sobre los complejos y la belleza. Antena 3.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Entrevista a Lucía, alumna de convivencia

Lucía Hortelano es una alumna de convivencia de 2º de ESO de Getafe (Madrid). Colabora activamente y ha accedido muy amablemente a responder unas breves preguntas sobre el impacto del confinamiento, pandemia, acoso escolar y sus reflexiones personales al respecto. ¡Gracias Lucía por tu inicativa!

Aquí os dejamos su testimonio y opiniones:

1. ¿Cómo ha afectado a tu rutina el confinamiento y el cierre de los centros educativos? ¿Cómo te sientes?

La verdad es que el confinamiento ha afectado a mi rutina en varios ámbitos, sobre todo en el ámbito del instituto. Ha sido diferente, me he tenido que adaptar, muchos deberes, al principio no sabía cómo llevarlo y un poco de estrés, pero bueno… también ha afectado en el ámbito de la alimentación, porque la hemos empeorado en casa porque hemos comido menos verduras, por el mismo motivo…mucho estrés, no estábamos centrados en mantener el hábito. En el ámbito del uso de la tecnología. He utilizado mucho más el móvil, me he sentido bien, pero al principio un poco de estrés y desorganización.

2. ¿Qué aspectos positivos has sacado de esta experiencia extraordinaria e insólita?

La verdad es que he sacado como aspectos positivos a nivel de todo el mundo del exterior, que si nos unimos todos los ciudadanos por un objetivo y trabajamos todos juntos podemos conseguirlo.

Y como aspecto personal he sacado que he sabido adaptarme muy bien a la situación y no he perdido el control de las cosas. He podido seguir al día todas las cosas.

3. ¿Crees que aún sigue dándose acoso escolar aún con las aulas cerradas? ¿De qué forma? Razona tu respuesta.

Sí, desgraciadamente, creo que se sigue dando casos de acoso, porque hoy en día las RRSS están super presentes en todos los ámbitos de nuestra vida, se han seguido dando casos por este medio, ciberacoso. Ya que no estamos juntos se han seguido acosando a través de mensajes de Instagram, WhatsApp y demás RRSS.

4. ¿Han cambiado las maneras de acosar a los/as compañeros/as con la pandemia?

La verdad es que, lo que es la forma de acosas a compañeros/as, no creo que haya cambiado, ya que sigue siendo la misma. Yendo a por los puntos débiles del otro/a e intentando hacer daño en lo que más duele o en los “defectos” de la otra persona. Pero lo que se sí se ha reforzado es el acoso por Internet, porque al no estar presencialmente, los acosadores han ido a la salida fácil, las RR.SS.

5. En tu opinión, ¿qué medidas hay que tomar para solucionar este problema del acoso escolar? Y tú, como alumno/a, y con tu grupo de amigos/as, ¿qué podéis hacer para ayudar?

Yo creo que como medidas para parar esto, se podrían poner en las RRSS como unos filtros en los mensajes, y los que sean dañinos para la otra persona, bloquearlos, no dejarlos pasar. También creo que es importante que se sepa, como alumna de convivencia, que estamos ahí para ayudarles y que sientan que tienen un pilar donde apoyarse. Que pueden acudir a nosotros/as y que no se les va a juzgar, si no que vamos a intentar ayudarles.

6. ¿Cómo se desarrolla un día normal en esta nueva situación que nos ha tocado vivir? Describe tu día, tu planificación con las actividades escolares, actividades de ocio y extraescolares.

Estos días de confinamiento, más o menos mi rutina, pese a que, al principio me costaba más centrarme, me pedí una agenda para organizarme, así que empecé bien.

Los días que tenía clase a las 10:30 me levantaba como a las 09:30 para desayunar y tal y, los demás días, me levantaba a las 10:30, las clases las tenía más tarde, como a las 12:25, para dormir un poquito.

Me levantaba, abría la ventana para ventilar, desayunaba y cuando volvía ya cerraba la ventana, hacia la cama y me ponía con el aula virtual, para apuntar en la agenda todas las tareas que tenía.

Lo mismo con las clases. Y así me planificaba. Al `principio tardaba mucho y terminaba muy tarde, pero ahora que me organizaba mejor y mandaban menos deberes, ya después de comer tenía todo terminado, me faltaba entregar alguna cosilla o dar un retoque.

Por las tardes, a partir de la Fase 1, a lo mejor iba algún día a ver a mi abuela, quedaba un ratillo con las amigas para desconectar y en ratos libres me he visto una serie con mi madre y con mi hermana, y todo este tipo de cosas para desconectar y tener mi rato de ocio y luego ya cenábamos.

Lo que se ha visto también trastocado han sido mis hábitos de sueño porque la verdad que al no tener que ir a clase me acostaba bastante tarde, pero bueno, no se puede tener todo.

7. ¿Ha cambiado tu forma de relacionarte con tus amigos y amigas en esta situación? ¿Cómo y por qué?

Claro, he tenido que usar mucho el móvil para poder continuar con mi relación con mis amigas de la misma manera, en cuanto a frecuencia digo. Con mis amigos/as, los de aquí de Getafe, he seguido teniendo la misma relación, pero eso sí, he utilizado muchísimas horas el móvil para poder seguir hablando, en videollamada o para hacer algún trabajo y nos ayudábamos mutuamente.

He estado en contacto toda la cuarentena y nos hemos echado de menos porque no nos hemos visto en persona, pero estábamos todo el día juntos/as.

También me he dado cuenta durante el confinamiento, y esto también lo tomo como un aspecto positivo, es que me he dado cuenta de las amigas y amigos que son realmente de verdad y con ellos/as es con los que he mantenido el contacto y a su vez poder desintoxicarme de las amistades que no eran verdaderas. Me he quedado con las personas que realmente sí merecen la pena y que son reales.

8. ¿Y con tu familia y otros adultos?

Con mi familia lo mismo, obviamente, mi madre es enfermera, y tenía que irse a trabajar, pero bueno, con mi familia muchísimas horas en casa y luego con el resto de mi familia, tampoco he perdido el contacto, porque semana si, semana no hacíamos videollamadas para hacer aperitivos virtuales, para hacer un piscolabis después de los aplausos, para celebrar cumpleaños, mini- fiestas… así que ha sido el mismo contacto que siempre, pero de otro modo, sin vernos en persona.

9. ¿Cómo era la relación con tus docentes y técnicos del programa antes del confinamiento? ¿Y ahora?

Mi relación con los profesores/as y con vosotras siempre, yo considero, que ha sido buena, a ver…con unos/as profes te llevas mejor y con otros/as peor, pero siempre he tenido una buena relación y después del confinamiento sigue igual, la verdad.

10. ¿En qué crees que se podría notar que un/ amiga/o sufre ciberacoso?, ¿consideras ciberacoso echar a un/ amigo/a de un grupo de Whatsapp solo por hacerle sufrir? ¿Qué otras formas de ciberacoso crees que se producen?

Creo que se podría notar o yo notaría que un compañero/a sufre ciberacoso en la forma de enviar los mensajes, como, no da su opinión, todo le parece bien, como que es la sombra de las personas más “populares” y con expresiones que puedan entrever baja autoestima, triste…que deje de ser él y empiece a ser otra persona, más apagada e insegura.

Y sí, considero de “mala gente” echar a una persona de grupo de WhatsApp, sí es ciberacoso, es de tener “mala baba” porque hacer sufrir a una persona aposta porque sí, si lo considero ciberacoso, y así empieza, en cantidades pequeñas para que la persona no se dé cuenta y ampliando esas cantidades para tenerlo todo controlado. Creo que otras formas que se producen de ciberacoso es por Instagram, por mensajes privados, y demás RRSS en las que estamos muy expuestos/as.

11. ¿Qué harías en caso de conocer que un/a amiga/o sufre bullying?

En caso de saber que un amigo/a mío/a sufre acoso, hablaría con él/ella, con clama, intentaría transmitirle/a seguridad, que puede confiar en mí. Intentaría por todos los medios, pero con calma, guiarle para que me lo contase para que lo dijese y para solucionarlo con un/a adulto/a. Para que vea que contarlo sí vale de algo. Que debe hacerle frente de alguna manera.

12. ¿Cuál es la responsabilidad que tienen los y las jóvenes frente al acoso escolar? ¿Ha cambiado esa responsabilidad con respecto a la pandemia?

Creo que los/as jóvenes tenemos la responsabilidad de no mirar para otro lado frente a estos problemas. Intentar que no se produzcan, no contribuir, no reír las gracias al abusón… además si vemos que una persona puede estar pasándolo mal, hablar con el/ella, mostrarle seguridad y confianza.

No creo que nuestra responsabilidad durante la pandemia haya cambiado en sí, lo que pasa que al no poder estar presente deberíamos, si vemos que en algún grupo de clase se menosprecia a alguien, ayudarle a decir ¡basta!.

Si no podemos interactuar en persona intentar ayudar a esas personas por los grupos de WhatsApp y lo que esté a nuestro alcance.

13. ¿Cómo crees que afectará esto al siguiente curso? ¿Y en relación al acoso crees que habrá alguna modificación?

La verdad es que creo que va a ser “un palo” para todos/as, queremos que todo sea como antes, que vuelva a la normalidad y hacer como que nada ha pasado…pero sí ha pasado.

Deberíamos afrontar los cambios, asumirlo y ver que podemos hacer para mejorar en nuestra nueva normalidad, ya que va a estar con nosotros/as mucho tiempo.

Creo que van a cambiar muchas cosas, tendremos que ir con mascarilla a clase, no nos vamos a poder ni tocar ni abrazar. Todo esto no es bienvenido, pero hay que asumirlo. En relación al acoso, creo que va a cambiar, al no ser todo tan presente, pueden pasar dos cosas: una, que como haya menos gente en el instituto, se reduzcan los casos porque no se podrán esconder tanto y por otro lado, puede pasar al revés, que aumente porque no hay gente para defender ni ayudar.  Pero de lo que estoy muy segura es que va aumentar, como ya lo ha hecho, el acoso por RRSS, es decir ciberacoso.

14. ¿Qué expectativas tienes para el verano?

Para el verano, no quiero ponerme unas expectativas muy altas, para luego no llevarme “un palo”. No me hace ninguna gracia que ver a mis amigos/as de mi pueblo, que llevo sin verles un montón de tiempo, y no poder abrazarles/as, pero es lo que hay y lo afrontaré, como todo, mirando el lado positivo de las cosas. Mirando que no puedo abrazarles, pero si puedo estar con ellos/as, algo que antes ni valoraba, que puedo estar con ellos/as, que estamos sanos y eso es lo que cuenta.

15. ¿Qué has aprendido con el programa contra el bullying? ¿Qué crees que puedes cambiar de tu manera de relacionarte con tus compañeros/as o añadir a tu manera de comportarte con los demás para terminar con este tipo de violencia?

He aprendido muchas cosas, muchísimas. A dar importancia a las emociones, cómo identificarlas y cómo canalizarlas. Cómo ayudar a una persona que ves que está sufriendo acoso. La verdad es que un montón de cosas que me han parecido super interesantes.

Por ejemplo, la dinámica que hicimos en varios grupos en la que teníamos que excluir en todos los grupos, menos en el de los barquitos de papel, por un detalle que tuvieses, por ejemplo, a las personas rubias y ese estuvo genial, dio que pensar. 

En general he aprendido mucho y, creo que, como persona, a mí misma, lo que más tengo que añadir a mi comportamiento es mejorar, y poner en práctica mucho más, la escucha activa. Soy una persona muy nerviosa, que desconecta rapidísimo, así que tengo que poner en práctica el calmarme cuando estoy hablando con una persona, prestar atención y no pensar en lo que mi madre me va a hacer hoy de comer, así que eso es urgente que lo añada a mi manera de comportarme.

16. ¿Quieres añadir alguna otra observación o comentario?

Como observación o comentario quiero añadir que he aprendido mucho del programa, tanto en el instituto como no presencial, en el confinamiento. Quiero lanzar un mensaje a todos/as, ya sabemos que esto no es lo que queremos, pero es lo que hay y hay que asumirlo. Intentemos ver las cosas desde el lado positivo. Vamos a quedarnos con lo bueno y no con lo malo. Hay que poner en práctica todo lo que hemos aprendido a través del blog y de las clases.

¡¡Gracias de nuevo, Lucía, por tus aportaciones y colaboración!!

¿Qué os ha parecido a vosotros/as? ¿Tenéis la misma opinión? ¿Os sentís identificados/as? ¿Cómo habéis vivido en vuestro caso todo esto?

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Pandemia, Estado de Alarma y acoso escolar

El Estado de alarma supuso un cambio en nuestras vidas, un impacto ante lo novedoso y extraordinario de una situación sorprendente que estuvo cargada de emociones diversas y difíciles de manejar en un primer momento: miedo, inseguridad, desconocimiento, incertidumbre… Todo ello provocado por una pandemia global ante un virus hasta entonces desconocido, que no habíamos vivido jamás.

Tuvimos que adaptarnos en todos los ámbitos y niveles, en todas las áreas profesionales: cerraron colegios, centros educativos, universidades, tiendas, oficinas, centros comerciales, fábricas… y nuestra rutina se vio afectada de un día para otro, todo parecía haberse paralizado. Generó una gran repercusión económica y sanitaria.

A nivel social y psicológico tuvo un impacto también, pues ya no podíamos salir con nuestros amigos/as, pasar tiempo con ellos/as, abrazarlos/as, dar una vuelta o seguir con nuestro programa habitual… Pasábamos más tiempo en casa del que jamás habíamos imaginado, y no estábamos acostumbrados/as. Tuvimos que aprender igualmente a adaptarnos a nuestra familia y la nueva rutina, donde había demasiado tiempo para pensar, reflexionar y, en definitiva, parar para aprender.

En este sentido, también cambió nuestra forma de trabajar este proyecto de prevención contra el acoso escolar. Acostumbrados y acostumbradas a una intervención presencial en los centros educativos tuvimos que dar respuesta a los objetivos a través de otros canales y metodología que nos permitieran seguir cerca, presentes y en contacto con nuestros y nuestras jóvenes, ya que el acoso escolar no acaba en las aulas, como hemos visto a lo largo de las diversas entradas publicadas. Por eso, este blog ha pretendido ser la voz del equipo y de los y las alumnas para prevenir el acoso escolar, para encontrar apoyo y una vía de comunicación como hemos estado trabajando todos estos años con este programa de continuidad, y a través de nuevos canales. Hemos creado una ventana de comunicación, un espacio común y de encuentro virtual donde compartir conocimiento para una mayor sensibilización, con entradas tan interesantes como la gestión de emociones, la prevención del ciberacoso, la importancia del lenguaje…

Ha tenido muy buena acogida y seguimos con ilusión y motivación con esta herramienta más de apoyo, que sirve para comunicarnos con el mundo, con vosotros y vosotras, para darle una mayor visibilidad al acoso escolar, para dejar parte del testimonio de nuestros y nuestras jóvenes que toman conciencia contra el bullying, para crear un espacio de sinergias y aprender que hay vías, herramientas y recursos para prevenir, detectar, intervenir y buscar soluciones no violentas a esta problemática que muchas veces no se denuncia. Y lo más importante, que ¡¡NO ESTAMOS SOLOS/AS Y NO HAY QUE GUARDAR SILENCIO Y AGUANTAR!!

Ahora termina el Estado de Alarma, pero no termina nuestra labor formativa e informativa para divulgar y dar a conocer la importancia de un trabajo integral en la lucha por la reducción del acoso escolar, y de las secuelas que deja en quien lo sufre. Aprenderemos, de nuevo a adaptarnos a la incertidumbre de lo que vendrá, porque el ser humano tiene una gran capacidad de resiliencia y superación.

Seguimos trabajando con más ideas, entradas, testimonios del alumnado, motivación y compromiso. Hay que intervenir desde la prevención. Hay que intervenir desde las redes sociales que son el nuevo canal del bullying por medio de amenazas, insultos, suplantación de identidad, difusión de vídeos y fotos sin consentimiento del/de la menor, para que podamos construir una sociedad más concienciada, con más criterio y más justicia social, que se preocupe del bienestar de toda persona, independientemente de su orientación sexual, religión, aspecto, piel, diversidad o cociente intelectual.

Todos/as y cada uno/a de nosotros/as somos imprescindibles y hacemos este contexto más rico, por lo que comienza una “nueva normalidad” que queremos que sea mejor para todos y todas, y desde este blog, que nace y continúa para hacer de altavoz, ofrecer información, recursos y herramientas, seguimos y seguiremos trabajando para que los y las jóvenes puedan seguir y alcanzar su desarrollo personal, su autonomía y su felicidad. Así que gracias a tod@s por hacerlo posible, continuamos con motivación para seguir avanzando junt@s y creando un mundo diverso y rico, con capacidad para prevenir, detectar, enfrentarnos, reducir y superar el acoso escolar, entre tod@s, en equipo.

Video animado sobre el aprendizaje. Youtube. 2007.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

¿Sabes que es la mediación?

La mediación es un puente hacia la comunicación

Lo importante de la mediación es el restablecimiento de la comunicación entre las partes implicadas en un conflicto, sea del tipo e intensidad que sea, que las partes se puedan comunicar, aclarar situaciones, entender lo que su actitud o conducta genera en los otros y si existe la posibilidad de llegar a un acuerdo.

¿Conoces la mediación?

Es un método de gestión de conflictos entre dos o más partes, y que ofrece a las partes del mismo disponer de la ayuda de una tercera persona, llamada mediador, un profesional experto/a en la materia que ayuda a crear un espacio para mejorar la comunicación, facilitando la posibilidad de encontrar soluciones creativas para resolver los problemas y sean las partes, por su capacidad y autonomía personal, quienes busquen soluciones a sus conflictos para  llegar a un acuerdo de una forma positiva y colaborativa.

Para ello, la persona mediadora actúa de forma neutral e imparcial, maneja una serie de habilidades u técnicas que pone al servicio de las partes y les ayuda a que puedan ver la situación desde una perspectiva diferente a como lo habían estado haciendo hasta ahora.

La mediación puede aplicarse en muchos tipos de conflictos y se recomienda especialmente en casos en que las partes que tiene el conflicto puedan o deban seguir manteniendo una relación en el tiempo.

Lo más destacable de la mediación es que es un espacio donde se utiliza un diálogo cooperativo para abordar de forma constructiva los temas donde hay conflicto.

El mediador utiliza el lenguaje para crear empatía y conseguir la colaboración de las partes desde los primeros contactos. El objetivo es que las partes logren comunicarse y aclarar situaciones, entender lo que su actitud o conducta genera en los otros y si existe la posibilidad de llegar a un acuerdo

El diálogo es la herramienta principal de la mediación y para ello los mediadores y mediadoras deben ser capaces de crear el clima adecuado para que ese diálogo se lleve a cabo de manera productiva y en el contexto apropiado.

Beneficios de la mediación:

  • Reduce la tensión emocional en los conflictos.
  • Es voluntaria (las partes pueden retirarse en cualquier momento).
  • Favorece vínculos y el ejercicio de responsabilidades.
  • Las decisiones son tomadas por las partes en conflicto y no por un tercero, lo que favorece un mayor nivel de implicación y cumplimiento de los compromisos acordados.
  • Es más breve y más económica para las partes.
  • Facilita o reestablece la comunicación entre las partes.
  • Atiende a las necesidades particulares de cada uno de los implicados.
  • Produce acuerdos creativos y se generan ideas innovadoras.

Características:

  • Voluntariedad: las partes acuden a la mediación de manera voluntaria.
  • Confidencialidad: por lo que se comprometen a mantener la privacidad del contenido de las sesiones.
  • Imparcialidad: el mediador o mediadora mantiene una actitud neutra en todo momento.
  • Las partes implicadas son los protagonistas en el proceso y las encargadas de llegar a una solución.

Fases de la mediación

Infografía sobre las fases del proceso de mediación. YMCA. 2020

Uno de los ámbitos donde se puede aplicar la mediación y que resulta muy recomendable es en el ámbito educativo:

  • Contribuye a desarrollar actitudes de respeto por parte del alumnado, facilitando su aprendizaje y desarrollo personal.
  • Ayuda a gestionar las emociones, reconocer los sentimientos, intereses, necesidades y valores propios del alumno/a en relación a él/ella mismo/a y del resto de alumnado, fomentando actitudes como la empatía.
  • Aumenta el desarrollo de actitudes cooperativas  al buscar conjuntamente soluciones satisfactorias para las partes.
  • Aumenta la capacidad de resolución de conflictos de forma no violenta.
  • Contribuye a desarrollar la capacidad de diálogo y mejora de las habilidades comunicativas, sobre todo la escucha activa.
  • Favorece la autorregulación  mediante la búsqueda de soluciones autónomas y negociadas.
  • Disminuye el número de conflictos y, por tanto, el tiempo dedicado a resolverlos.
  • Ayuda a la resolución de disputas de manera más rápida y menos costosa. Los costes de un conflicto no sólo son económicos, más bien son personales, sociales y educativos, por lo tanto es importante reducirlos al mínimo en el centro educativo.
  • Disminuye la intervención de personas adultas, que es sustituida por la de alumnos/as (pares). Este es sin duda el más importante de todos los beneficios, porque implica una madurez muy importante por parte de los alumnos en conflicto y un salto cualitativo importante en su crecimiento como personas.

En este vídeo puedes aprender más sobre el alumnado mediador:

Vídeo explicativo sobre la mediación escolar. Lucía Quiles. 2019.

¿Qué te ha parecido el vídeo? ¿Participas en estos grupos de mediación o te gustaría hacerlo? Si estás interesado/a, consulta en tu centro educativo para que te den orientación sobre ello.

Y ahora, una pequeña reflexión para terminar:

“La metáfora de la naranja” y la resolucion de conflictos. YMCA. 2019

En conclusión, la mediación proporciona soluciones más duraderas ante un conflicto, puesto que son las partes las que llegan a un acuerdo evitando problemas en el tiempo. Las partes son protagonistas y deciden, propicia la comunicación y el diálogo permite que los protagonistas del problema se desahoguen y puedan expresar cómo se han sentido.

Y tú, ¿has trabajado la mediación para la resolución de conflictos? ¿Existe algo similar en tu centro educativo? ¿Qué opinas de esta herramienta y recurso¿

Consulta algunos links de interés para que aprendas más e investigues sobre el tema:

  1. https://www.asemed.org/

2. https://mediacionescolar.org/que-es-la-mediacion-escolar/

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!