Las Redes Sociales en verano

El verano es la época en la que, a nivel personal, tenemos más tiempo libre, vamos de vacaciones y publicamos y compartimos más contenido en las redes sociales. Pero ¿qué ocurre con nuestra seguridad? ¿Qué debemos compartir y que no? ¿Cómo podemos protegernos a nosotros/as mismos/as y proteger a los/as demás?

Cuando decimos que la seguridad en redes sociales debe ser uno de los aspectos más importantes, en verano esto tiene que ser lo más importante, ya que, sin darnos cuenta, se vuelven el sitio ideal para dar a conocer todos los planes que se tienen con todo tipo de detalle. Lo primero que no debemos hacer es anunciar que nos vamos de vacaciones, ya que de lo contrario estaríamos dándoles vía libre a los ciberdelincuentes para lanzar ataques ahora que saben que no podrán ser respondidos con la rapidez necesaria.

Tras el nacimiento, desarrollo y auge de las redes sociales nuestra forma de comunicarnos con el mundo ha cambiado. Ha supuesto el poseer un espacio en Internet donde poder compartir mensajes e información en diferentes formatos (texto, imagen, música, audio, vídeo…) de forma virtual con muchas personas a la vez, mientras entablan conversaciones, vierten opiniones y diálogos sobre algún tema.

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real. Estas tienen infinidad de beneficios, pero también de peligros que debemos tener en cuenta. Hemos hecho una pequeña recopilación de los más significativos:

Infografía dinámica sobre los beneficios y peligros de las RRSS. YMCA. 2020.

Muchas veces, compartimos demasiados detalles de nuestro día a día en las redes sociales, incluso hay determinada información que debemos proporcionar de manera obligatoria si queremos hacer uso de ella como son el correo electrónico, número de teléfono o fecha de cumpleaños para confirmar nuestra identidad y/o mayoría de edad. Esto no debería preocuparnos, siempre y cuando estos datos no sean visibles por terceras personas, ¿verdad?

El problema está en el mal uso que podamos hacer de las RRSS, o el abuso, descontrol y adicción que pueden generar, llegando a hacernos sentir que cada vez necesitamos más likes, más post, stories y publicitar y publicar cada cosa que hacemos poniendo en riesgo nuestra privacidad y seguridad con una sobre exposición innecesaria de información personal.

Mira este vídeo sobre el tema que planteamos para reflexionar sobre ello:

Campaña Unicef Redes. UNICEF. 2018.

Por otro lado, en ocasiones publicamos contenidos que nos parecen inofensivos, pero no somos conscientes del grado de exposición al que nos sometemos, ni las consecuencias que pueden tener en nuestras vidas. Ejemplos de información que no deberíamos hacer pública en la Red:

Infografía dinámica sobre la “Información que no debemos compartir en RRSS”. YMCA. 2020.

Si nuestras redes sociales están expuestas, nosotros también. Y es que la información que compartimos en nuestras redes puede ser utilizada con fines malignos.

La época de vacaciones, y especialmente en verano entraña muchos riesgos, por ello, hay que tener en cuenta lo arriesgado que es anunciar la ausencia del domicilio habitual y los peligros que esto puede conllevar, como robos e incluso ocupaciones.

Solo en la red social Facebook se suben más de 300 millones de imágenes al día. Es importante controlar el tipo de imágenes que se suben para evitar posibles situaciones incómodas, teniendo especial cuidado con imágenes comprometidas o en las que aparezcan menores.

Te dejamos otro vídeo sobre el público que visita las RRSS:

Tu vida en las RRSS tiene público. Orange. 2020.

El afán por compartir todo lo que hacemos en nuestras redes sociales puede ser muy peligroso, como se ha comentado, uno de los mayores problemas es que alguien podría suplantar nuestra identidad, además nuestras fotos y vídeos podrían caer en manos de alguien que les de un final inesperado.

Si estás interesado/a en saber más sobre el tema no dudes en buscar más información, consultar con un adulto o los técnicos de este programa y sobre todo si ves a tu alrededor cómo tus amigos/as comparten fotos y otra información en sus redes sociales que puedan ponerlos en peligro ¡Díselo y ayúdales! 

Es importante tener control y filtro sobre lo que publicamos, comprobando la privacidad de nuestros datos, perfil y otra información relevante de cada Red Social y perfil que tengamos, para nuestra propia seguridad.

Te dejamos un par de vídeos más para profundizar sobre las RRSS y la precaución ante la difusión de fotos, información personal y otros datos privados:

Cuidado con lo que subes a INTERNET:

Cuidado con lo que subes a Internet. Gobierno de Paraguay. 2014.

Los riesgos de compartir fotos personales en las RRSS:

Riesgos de compartir fotos personales en RRSS. Gobierno de México. 2017.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Entrevista a Lucía, alumna de convivencia

Lucía Hortelano es una alumna de convivencia de 2º de ESO de Getafe (Madrid). Colabora activamente y ha accedido muy amablemente a responder unas breves preguntas sobre el impacto del confinamiento, pandemia, acoso escolar y sus reflexiones personales al respecto. ¡Gracias Lucía por tu inicativa!

Aquí os dejamos su testimonio y opiniones:

1. ¿Cómo ha afectado a tu rutina el confinamiento y el cierre de los centros educativos? ¿Cómo te sientes?

La verdad es que el confinamiento ha afectado a mi rutina en varios ámbitos, sobre todo en el ámbito del instituto. Ha sido diferente, me he tenido que adaptar, muchos deberes, al principio no sabía cómo llevarlo y un poco de estrés, pero bueno… también ha afectado en el ámbito de la alimentación, porque la hemos empeorado en casa porque hemos comido menos verduras, por el mismo motivo…mucho estrés, no estábamos centrados en mantener el hábito. En el ámbito del uso de la tecnología. He utilizado mucho más el móvil, me he sentido bien, pero al principio un poco de estrés y desorganización.

2. ¿Qué aspectos positivos has sacado de esta experiencia extraordinaria e insólita?

La verdad es que he sacado como aspectos positivos a nivel de todo el mundo del exterior, que si nos unimos todos los ciudadanos por un objetivo y trabajamos todos juntos podemos conseguirlo.

Y como aspecto personal he sacado que he sabido adaptarme muy bien a la situación y no he perdido el control de las cosas. He podido seguir al día todas las cosas.

3. ¿Crees que aún sigue dándose acoso escolar aún con las aulas cerradas? ¿De qué forma? Razona tu respuesta.

Sí, desgraciadamente, creo que se sigue dando casos de acoso, porque hoy en día las RRSS están super presentes en todos los ámbitos de nuestra vida, se han seguido dando casos por este medio, ciberacoso. Ya que no estamos juntos se han seguido acosando a través de mensajes de Instagram, WhatsApp y demás RRSS.

4. ¿Han cambiado las maneras de acosar a los/as compañeros/as con la pandemia?

La verdad es que, lo que es la forma de acosas a compañeros/as, no creo que haya cambiado, ya que sigue siendo la misma. Yendo a por los puntos débiles del otro/a e intentando hacer daño en lo que más duele o en los “defectos” de la otra persona. Pero lo que se sí se ha reforzado es el acoso por Internet, porque al no estar presencialmente, los acosadores han ido a la salida fácil, las RR.SS.

5. En tu opinión, ¿qué medidas hay que tomar para solucionar este problema del acoso escolar? Y tú, como alumno/a, y con tu grupo de amigos/as, ¿qué podéis hacer para ayudar?

Yo creo que como medidas para parar esto, se podrían poner en las RRSS como unos filtros en los mensajes, y los que sean dañinos para la otra persona, bloquearlos, no dejarlos pasar. También creo que es importante que se sepa, como alumna de convivencia, que estamos ahí para ayudarles y que sientan que tienen un pilar donde apoyarse. Que pueden acudir a nosotros/as y que no se les va a juzgar, si no que vamos a intentar ayudarles.

6. ¿Cómo se desarrolla un día normal en esta nueva situación que nos ha tocado vivir? Describe tu día, tu planificación con las actividades escolares, actividades de ocio y extraescolares.

Estos días de confinamiento, más o menos mi rutina, pese a que, al principio me costaba más centrarme, me pedí una agenda para organizarme, así que empecé bien.

Los días que tenía clase a las 10:30 me levantaba como a las 09:30 para desayunar y tal y, los demás días, me levantaba a las 10:30, las clases las tenía más tarde, como a las 12:25, para dormir un poquito.

Me levantaba, abría la ventana para ventilar, desayunaba y cuando volvía ya cerraba la ventana, hacia la cama y me ponía con el aula virtual, para apuntar en la agenda todas las tareas que tenía.

Lo mismo con las clases. Y así me planificaba. Al `principio tardaba mucho y terminaba muy tarde, pero ahora que me organizaba mejor y mandaban menos deberes, ya después de comer tenía todo terminado, me faltaba entregar alguna cosilla o dar un retoque.

Por las tardes, a partir de la Fase 1, a lo mejor iba algún día a ver a mi abuela, quedaba un ratillo con las amigas para desconectar y en ratos libres me he visto una serie con mi madre y con mi hermana, y todo este tipo de cosas para desconectar y tener mi rato de ocio y luego ya cenábamos.

Lo que se ha visto también trastocado han sido mis hábitos de sueño porque la verdad que al no tener que ir a clase me acostaba bastante tarde, pero bueno, no se puede tener todo.

7. ¿Ha cambiado tu forma de relacionarte con tus amigos y amigas en esta situación? ¿Cómo y por qué?

Claro, he tenido que usar mucho el móvil para poder continuar con mi relación con mis amigas de la misma manera, en cuanto a frecuencia digo. Con mis amigos/as, los de aquí de Getafe, he seguido teniendo la misma relación, pero eso sí, he utilizado muchísimas horas el móvil para poder seguir hablando, en videollamada o para hacer algún trabajo y nos ayudábamos mutuamente.

He estado en contacto toda la cuarentena y nos hemos echado de menos porque no nos hemos visto en persona, pero estábamos todo el día juntos/as.

También me he dado cuenta durante el confinamiento, y esto también lo tomo como un aspecto positivo, es que me he dado cuenta de las amigas y amigos que son realmente de verdad y con ellos/as es con los que he mantenido el contacto y a su vez poder desintoxicarme de las amistades que no eran verdaderas. Me he quedado con las personas que realmente sí merecen la pena y que son reales.

8. ¿Y con tu familia y otros adultos?

Con mi familia lo mismo, obviamente, mi madre es enfermera, y tenía que irse a trabajar, pero bueno, con mi familia muchísimas horas en casa y luego con el resto de mi familia, tampoco he perdido el contacto, porque semana si, semana no hacíamos videollamadas para hacer aperitivos virtuales, para hacer un piscolabis después de los aplausos, para celebrar cumpleaños, mini- fiestas… así que ha sido el mismo contacto que siempre, pero de otro modo, sin vernos en persona.

9. ¿Cómo era la relación con tus docentes y técnicos del programa antes del confinamiento? ¿Y ahora?

Mi relación con los profesores/as y con vosotras siempre, yo considero, que ha sido buena, a ver…con unos/as profes te llevas mejor y con otros/as peor, pero siempre he tenido una buena relación y después del confinamiento sigue igual, la verdad.

10. ¿En qué crees que se podría notar que un/ amiga/o sufre ciberacoso?, ¿consideras ciberacoso echar a un/ amigo/a de un grupo de Whatsapp solo por hacerle sufrir? ¿Qué otras formas de ciberacoso crees que se producen?

Creo que se podría notar o yo notaría que un compañero/a sufre ciberacoso en la forma de enviar los mensajes, como, no da su opinión, todo le parece bien, como que es la sombra de las personas más “populares” y con expresiones que puedan entrever baja autoestima, triste…que deje de ser él y empiece a ser otra persona, más apagada e insegura.

Y sí, considero de “mala gente” echar a una persona de grupo de WhatsApp, sí es ciberacoso, es de tener “mala baba” porque hacer sufrir a una persona aposta porque sí, si lo considero ciberacoso, y así empieza, en cantidades pequeñas para que la persona no se dé cuenta y ampliando esas cantidades para tenerlo todo controlado. Creo que otras formas que se producen de ciberacoso es por Instagram, por mensajes privados, y demás RRSS en las que estamos muy expuestos/as.

11. ¿Qué harías en caso de conocer que un/a amiga/o sufre bullying?

En caso de saber que un amigo/a mío/a sufre acoso, hablaría con él/ella, con clama, intentaría transmitirle/a seguridad, que puede confiar en mí. Intentaría por todos los medios, pero con calma, guiarle para que me lo contase para que lo dijese y para solucionarlo con un/a adulto/a. Para que vea que contarlo sí vale de algo. Que debe hacerle frente de alguna manera.

12. ¿Cuál es la responsabilidad que tienen los y las jóvenes frente al acoso escolar? ¿Ha cambiado esa responsabilidad con respecto a la pandemia?

Creo que los/as jóvenes tenemos la responsabilidad de no mirar para otro lado frente a estos problemas. Intentar que no se produzcan, no contribuir, no reír las gracias al abusón… además si vemos que una persona puede estar pasándolo mal, hablar con el/ella, mostrarle seguridad y confianza.

No creo que nuestra responsabilidad durante la pandemia haya cambiado en sí, lo que pasa que al no poder estar presente deberíamos, si vemos que en algún grupo de clase se menosprecia a alguien, ayudarle a decir ¡basta!.

Si no podemos interactuar en persona intentar ayudar a esas personas por los grupos de WhatsApp y lo que esté a nuestro alcance.

13. ¿Cómo crees que afectará esto al siguiente curso? ¿Y en relación al acoso crees que habrá alguna modificación?

La verdad es que creo que va a ser “un palo” para todos/as, queremos que todo sea como antes, que vuelva a la normalidad y hacer como que nada ha pasado…pero sí ha pasado.

Deberíamos afrontar los cambios, asumirlo y ver que podemos hacer para mejorar en nuestra nueva normalidad, ya que va a estar con nosotros/as mucho tiempo.

Creo que van a cambiar muchas cosas, tendremos que ir con mascarilla a clase, no nos vamos a poder ni tocar ni abrazar. Todo esto no es bienvenido, pero hay que asumirlo. En relación al acoso, creo que va a cambiar, al no ser todo tan presente, pueden pasar dos cosas: una, que como haya menos gente en el instituto, se reduzcan los casos porque no se podrán esconder tanto y por otro lado, puede pasar al revés, que aumente porque no hay gente para defender ni ayudar.  Pero de lo que estoy muy segura es que va aumentar, como ya lo ha hecho, el acoso por RRSS, es decir ciberacoso.

14. ¿Qué expectativas tienes para el verano?

Para el verano, no quiero ponerme unas expectativas muy altas, para luego no llevarme “un palo”. No me hace ninguna gracia que ver a mis amigos/as de mi pueblo, que llevo sin verles un montón de tiempo, y no poder abrazarles/as, pero es lo que hay y lo afrontaré, como todo, mirando el lado positivo de las cosas. Mirando que no puedo abrazarles, pero si puedo estar con ellos/as, algo que antes ni valoraba, que puedo estar con ellos/as, que estamos sanos y eso es lo que cuenta.

15. ¿Qué has aprendido con el programa contra el bullying? ¿Qué crees que puedes cambiar de tu manera de relacionarte con tus compañeros/as o añadir a tu manera de comportarte con los demás para terminar con este tipo de violencia?

He aprendido muchas cosas, muchísimas. A dar importancia a las emociones, cómo identificarlas y cómo canalizarlas. Cómo ayudar a una persona que ves que está sufriendo acoso. La verdad es que un montón de cosas que me han parecido super interesantes.

Por ejemplo, la dinámica que hicimos en varios grupos en la que teníamos que excluir en todos los grupos, menos en el de los barquitos de papel, por un detalle que tuvieses, por ejemplo, a las personas rubias y ese estuvo genial, dio que pensar. 

En general he aprendido mucho y, creo que, como persona, a mí misma, lo que más tengo que añadir a mi comportamiento es mejorar, y poner en práctica mucho más, la escucha activa. Soy una persona muy nerviosa, que desconecta rapidísimo, así que tengo que poner en práctica el calmarme cuando estoy hablando con una persona, prestar atención y no pensar en lo que mi madre me va a hacer hoy de comer, así que eso es urgente que lo añada a mi manera de comportarme.

16. ¿Quieres añadir alguna otra observación o comentario?

Como observación o comentario quiero añadir que he aprendido mucho del programa, tanto en el instituto como no presencial, en el confinamiento. Quiero lanzar un mensaje a todos/as, ya sabemos que esto no es lo que queremos, pero es lo que hay y hay que asumirlo. Intentemos ver las cosas desde el lado positivo. Vamos a quedarnos con lo bueno y no con lo malo. Hay que poner en práctica todo lo que hemos aprendido a través del blog y de las clases.

¡¡Gracias de nuevo, Lucía, por tus aportaciones y colaboración!!

¿Qué os ha parecido a vosotros/as? ¿Tenéis la misma opinión? ¿Os sentís identificados/as? ¿Cómo habéis vivido en vuestro caso todo esto?

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

2 de mayo: miles de personas juntas contra el acoso escolar

En el Día Internacional contra el Acoso Escolar (el pasado 2 de mayo) os pedimos ayuda porque juntas y juntos queríamos gritar por el fin de esta lacra. La respuesta fue espectacular y resonó en las redes sociales.

Las víctimas tienen que saber que no están solas/os: hay una red de apoyo desplegada para ellos/as. Por otra parte, los victimarios/as también tienen que aprender que su comportamiento nunca es tolerable, que no hay excusas para hacer daño a los/las demás física, sexual o psicológicamente.

El confinamiento impuesto como respuesta a la epidemia de la Covid-19 ha trasladado el ámbito donde se da el acoso escolar: de las aulas a las redes sociales. Los chicos y chicas jóvenes están expuestos/as de igual manera a un tipo de violencia que, al ocurrir en internet, no deja marcas visibles, pero sigue siendo igual de duro.

Por ello, la campaña consistió en compartir vuestras fotografías con el lema #NoMásAcosoEscolar y el símbolo del ojo contra el ciberbullying en Instagram, la red social con más público joven.

De esta manera, implicamos a padres y madres, profesores y profesoras y alumnos y alumnas, y otras muchas personas solidarias que quisieron aportar su granito de arena para decir: ¡Basta! Recibimos más de 150 imágenes durante la jornada y compartimos 31. De media, cada fotografía recibió 775 visualizaciones.

En Facebook, por otra parte, publicamos el vídeo de la iniciativa “Aprendemos Juntos” donde Iñaki Zubizarreta, exjugador de baloncesto, explica el acoso que sufrió por ser diferente. En este caso, 1.619 personas nos visitaron y lo compartieron 18 veces en sus propios muros. Vídeo que también podéis encontrar en nuestros recursos de este blog y que os recomendamos visualizar si aún no lo habéis hecho.

Desde YMCA te invitamos a estar atento/a ante las conductas que derivan en acoso escolar, para no ser un testigo en silencio, sino denunciar. En nuestro blog encontrarás materiales, consejos y pautas para prevenir, detectar y erradicar esta violencia. Nadie es inmune a sufrirla: nos necesitamos los/as unos/as a los otros/as para acabar con ella.

¡¡Gracias por sumarte a esta campaña, por ayudarnos a hacerlo más visible y por aunar voces con nosotros y nosotras para hacer patente que estamos en contra de cualquier tipo de acoso escolar!!

¡Gracias por hacerlo posible, por tu solidaridad y compromiso!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

Las redes sociales y la importancia de expresarse bien: cómo comunicar y comportarse en ellas.

Hoy, y ahora más que nunca, las Redes Sociales (RR.SS.) nos acercan a las personas. A nuestros amigos/as, familiares, vecinos e incluso a nuestros/as profesores/as.

Y es que las RR.SS. atienden a la necesidad básica de los seres humanos de estar en contacto con otras personas, para socializar y sentir que seguimos ahí, aunque sea en nuestras casas confinados/as.

SON MUCHAS LAS VENTAJAS QUE LAS RR.SS. OFRECEN:

Infografía sobre las ventajas y desventajas de las RR.SS. YMCA 2020.

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas”

Albert Einstein

Pero las RR.SS., como ves, también tienen algunos peligros de los que hay que estar alerta para detectarlos y prevenirlos:

La adicción a las RR.SS. provoca que nos perdamos vivir la realidad. “Desconecta para conectar”. Lindberg. 2011.

“Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos, porque tienen que decir algo”

Platón

REGLAS PARA COMUNICARNOS MEJOR:

¿CÓMO QUIERES SER VISTO?

  • Todo no vale. Las redes sociales, sobre todo en los adolescentes, se han convertido en un potenciador de la falsa seguridad, confianza y autoestima. Con tal de ganar seguidores y más “me gusta”, venden su cuerpo al diablo: caras incitadoras, lenguaje corporal relacionado con la provocación y la sexualidad, desnudos o semidesnudos, morritos calientes y poses de modelo.
  • Se sincero, pero a la vez protege tu intimidad. No desveles a desconocidos, por mucha confianza que le inspiren, datos íntimos y/o privados, fotos personales que puedan hacerte daño. Tampoco mientas, solo evita y protégete de lo que pueda hacerte daño.
  • Se empático. Si vas a hacer un comentario público, piensa en los demás, en quién recibe su comentario, y cómo le puede afectar. Recuerda que está en un lugar público, expuesto a otras personas.
  • Se amable y positivo. Nos gusta relacionarnos con quien ofrece apoyo, sonríe, valora y es agradecido.

¿Alguna vez habías pensado en las consecuencias de tus comentarios?

Las consecuencias de lo que escribes en RR.SS. sobre la vida real. Orange. 2019.

El ciberodio saca lo peor de nosotros mismos/as potenciado por la inmediatez y el anonimato. Piensa antes de escribir porque puedes hacer mucho daño con tus comentarios. No hagas en las RR.SS. lo que no te gustaría que te hicieran en la vida real.

Os dejamos un par de juegos para que practiquéis lo que habéis aprendido en esta entrada:

1.Prueba suerte con nuestro Kahoot pinchando aquí:

Si te metes directamente en la página de Kahoot o desde el móvil, puedes usar este código Challenged PIN: 03072096 para poder acceder al juego.

2. Intenta salir del ciberlaberinto:

RECUERDA

Las RR.SS están para disfrutarlas y aprovecharnos positivamente de ellas, pero nunca para esclavizarnos y hacernos sentir mal. Mucho menos para hacer sufrir a los demás.

Si quieres seguir profundizando en el tema y aún no la has visto, te recomendamos la película de La Red Social de David Fincher sobre la historia de la red social Facebook.

¡DISFRUTA DE LAS REDES SOCIALES PERO PRIMERO,

APRENDE A USARLAS!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

¿Qué es eso del “Ciberbullying”? Cuando el acoso está en todas partes…

Las nuevas tecnologías como los móviles, portátiles, tabletas y demás dispositivos con acceso a Internet, nos permiten estar conectados/as con nuestras amistades y compañeros/as en todo momento, incluso fuera del instituto.

Esto tiene una parte súper positiva ya que nos permite jugar, hablar y comunicarnos en todo momento desde nuestra propia casa facilitando la accesibilidad. Pero debemos tener en cuenta la otra cara, los peligros que tienen todas estas ventajas, y en este post intentaremos explicarlo.

Corto realizado por alumnos y alumnas del IES Ramón Arcas Mecas para denunciar el Ciberbullying y los peligros que entraña para quien lo sufre y quien lo observa

Las personas que sufren un acoso en el colegio o instituto suelen sufrir esos mismos abusos también en las redes. ¿Te imaginas lo molesto y desagradable que sería que se metieran contigo en el instituto, pero que, además, siguieran cuando estás en tu casa?

Desgraciadamente, esto pasa algunas veces y se llama ciberacoso o ciberbullying.

El ciberacoso es cualquier delito contra la intimidad de las personas en las redes sociales: amenazas, insultos, invasión del correo, revelación de secretos, publicación de contenido no consentido (fotos, mensajes, etc.), suplantación de perfiles, y cualquier otro tipo de maltrato psicológico y abusivo de control y poder contra una persona por medio de estas vías digitales.

A continuación, os dejamos 5 pasos para saber qué hacer si estas sufriendo ciberacoso o eres testigo de ello:

  1. Guarda las pruebas que demuestran ese ciberacoso.
  2. Advierte al agresor/a o al grupo que están cometiendo un delito y tienes las pruebas.
  3. Si consideras que hay amenazas graves, pide ayuda cuanto antes: a tus amigos/as, familia u a otros adultos de confianza.
  4. Pide ayuda y denuncia al administrador de la app, o plataforma si estás sufriendo insultos o humillaciones.
  5. Configura tu privacidad en tus perfiles de redes sociales de forma que solo puedan comunicarse contigo quienes tú aceptes.

¡No guardes silencio, tú no eres culpable de nada y no debes aguantarlo!

Recuerda que si necesitas ayuda puedes llamar al teléfono 017, Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en la que pueden realizarse consultas en horario de 9:00 a 21:00 horas durante todos los días del año (incluidos sábados, domingos y festivos) o, si lo prefieres, pinchando en el link previo puedes rellenar un formulario de consulta por escrito en su página web.

Además tienes otro teléfono de apoyo: 900 018 018, es gratuito, anónimo y está disponible las 24 horas del día

¡No estás solo/a, no te calles!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!