El alumnado de convivencia

El alumnado de convivencia de los centros escolares es una pieza clave para la lucha contra el acoso escolar, pero ¿sabemos quiénes son? ¿Qué hacen exactamente? ¿Cuál es su función en los centros?

Cuando decimos que hay que luchar para que el acoso escolar sea eliminado de los colegios e institutos, de primeras pensamos únicamente en las personas adultas, los profesores/as, orientadores/as…pero no es así, el papel principal lo juegan los propios alumnos/as que forman parte de la vida en los centros. Es por ello que surgen los equipos de alumnos/as de convivencia.

Al igual que el acoso escolar en cualquiera de sus formas es ejercido por un/a menor y es sufrido por otro/a , es decir, se manifiesta entre iguales, su lucha también lo es.

Sí, es cierto que los adultos estamos ahí para detectar, para facilitar, para educar en el respeto y en la cultura de la Paz, pero si esa presión es ejercida por jóvenes empoderados/aas en la causa, el acoso escolar dejará de manifestarse, siendo capaces entre todos/as de hacer una detección precoz de los conflictos y ofreciendo soluciones antes de que vaya a más. Es decir, la lucha y la búsqueda de soluciones es responsabilidad de todos y todas, independientemente de la edad y del rol, todos y todas podemos y debemos hacer algo, ya que, como hemos dicho en otros post, el silencio nos hace cómplices.

“Bridge” Video sobre la convivencia. Ting Chian Tey. Disney. 2013.

Los alumnos/as de convivencia son compañeros/as del colegio o del instituto que se presentan voluntarios/as y son elegidos/as por el resto de compañeros/as del aula, para recibir una formación en prevención del acoso escolar y en mediación.

Esta formación la reciben en muchas ocasiones fuera del horario escolar, lo que supone un esfuerzo extra y demuestra la alta motivación de estos/as alumnos/as para aprender y formarse para el beneficio de todos/as.

Normalmente son, aproximadamente entre 3 y 4 compañeros/as por cada grupo y curso.

Depende del centro, son unos cursos u otros, pero lo ideal es que el equipo de alumnos/as de convivencia abarque todos los cursos de la ESO.

En algunos centros que cuentan también con etapa primaria, los alumnos/as de convivencia comienzan desde los cursos más cercanos a la ESO (5º y 6º).

Infografía dinámica sobre las funciones del alumnado de convivencia. YMCA. 2020.

Para ello se desarrollan una serie de acciones concretas que proponen los propios alumnos/as de convivencia para poder llevar a cabo sus funciones y que varían en función de los centros donde participan.

Infografía dinámica de las acciones que llevan a cabo el alumnado de convivencia.
YMCA. 2020.

Pero como todo en esta vida, los/as alumnos de convivencia no nacen, sino que se hacen. ¿Cómo? ¿Qué formación reciben?

Infografía dinámica sobre la formación del alumnado de convivencia. YMCA. 2020

Como ves los equipos de alumnos/as de convivencia son clave para que la convivencia en el centro sea pacífica, productiva y enriquecedora para todas y todos.

Los/as compañeros/as transmiten sus conocimientos al resto de alumnos/as del centro para que entre todos/as podamos vivir libres de acoso escolar, siendo capaces de tratar los conflictos que surgen de una manera respetuosa.

Si estás interesado/a en saber más sobre el alumnado de convivencia puedes preguntar directamente en tu centro. ¡Si te dicen que no están contemplados estos equipos…igual es buena idea que se lo plantees tú!

Te dejamos algunos recursos más para que profundices más sobre la convivencia:

Corto animado de Pixar sobre la convivencia.
El valor de aprender a convivir. Corto animado. Dpto. Educación Municipal de Lota. 2017

¿Y tú? ¿Entiendes ahora la importancia de este rol? ¿Sabes qué es el acoso? ¿Conoces qué hacer ante un caso de bullying? ¿Formas parte del alumnado de convivencia? ¿Tienes alguna experiencia que quieras comentar?

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Las emociones que nos acompañan

A lo largo de nuestra evolución, se han producido diferencias de poder entre dominador@s y dominad@s, en el que un@s han impuesto sus normas y leyes por encima de los otr@s. A continuación, trataremos la inteligencia emocional y la gestión de las emociones para un empoderamiento más igualitario favoreciendo convivencias más apacibles.

Los seres humanos continuamos teniendo afectos y emociones, interaccionamos con el entorno, con los demás y con nosotros mismos. ¿Para qué nos sirven o son útiles estas emociones? Las emociones son movimientos o cambios dentro de nuestro organismo y del de los demás que producen crecimiento, mantenimiento, adaptación y protección.

Con respecto a la prevención del acoso escolar, la correcta gestión de las emociones nos dota de herramientas para que no sobrepasen nuestros límites ni lo de los demás y podamos sostenernos sobre nuestros propios pies sin necesidad de que los derechos de un@s valgan más que los de otr@s.

Las emociones las clasificamos en dos grandes grupos: Emociones de protección y de Emociones de crecimiento. Y, a su vez, estas emociones se subdividen en Emociones Básicas y Emociones Complejas:

Infografía sobre los tipos de emociones. YMCA. 2020

Si profundizamos un poco más en la Emociones Básicas nos encontramos con:

Infografía sobre los diferentes tipos de emociones básicas. YMCA. 2020.
  • ¿Existen emociones positivas o negativas y buenas o malas?Todas las emociones son necesarias, positivas, útiles, funcionales y buenas en el fondo.
  • ¿Pero cómo es esto y de qué depende? Pues de la emoción que corresponda o toque en ese momento o contexto. Por tanto, es más adecuado dirigirnos a ellas como:

1. Emociones adaptativas o sanas

2. Emociones desadaptativas, insanas o tóxicas.

  • ¿Por qué no eliminamos las emociones que no nos gustan si son desagradables y no nos sirven? Pues debido a sí que tienen su función y son útiles.

La Inteligencia Emocional es un indicador del crecimiento personal y como protección ante conductas conflictivas y de acoso escolar:

Infografía sobre la Inteligencia Emocional. YMCA. 2020.

Podemos concluir con que si me conozco emocionalmente puedo poner límites cuando alguien los extralimita o sobrepasa. Puedo expresar mi enfado o la tristeza cuando se comete un daño, una injusticia o un “pasarse de la raya” conmigo o con mis compañer@s, así como buscar ayuda, apoyo u orientación.

Es posible transformar nuestras vulnerabilidades en recursos enriqueciendo nuestro repertorio de habilidades y apoyándonos en otr@s y en uno/a mismo/a como vemos en el siguiente vídeo:

El cazo de Lorenzo: corto animado para visibilizar las diferencias. JPL films. 2016.

Si estás interesad@ y quieres profundizar más, aquí te dejamos algunas herramientas para que vayas practicando:

1.Acepta tus emociones: todas son necesarias pero con control

2.Trabaja y refuerza tu autoestima: tu existencia es imprescindible

3.Aprende a comunicar y gestionar las emociones sin resultar violent@ o nociv@ para los demás ni para ti mism@: ¡comunica sin hacer daño!

4.Sé empátic@ y asertiv@: aprende a decir lo que necesitas en el momento adecuado, el tono preciso y a la persona correcta. Y piensa siempre en lo que la otra persona siente poniéndote en su lugar.

5.No te expreses como no te gustaría que lo hicieran contigo.

6.Si necesitas ayuda, búscala a tu alrededor, no te calles: seguro que hay algún adulto de confianza, docente o familiar, amig@ en quien confiar. Si lo deseas puedes llamar al teléfono 017 del INCIBE o al 900 018 018 de la Fundación ANAR, que ya comentamos en entradas anteriores.

Por último, algunos recursos más para profundizar:

  1. Aprende sobre la furia y la tristeza con este cuento de Bucay:
Cuento sobre la tristeza y la furia. Jorge Bucay. 2018.

2. Adéntrate en el mundo de las emociones a través de esta Tabla periódica de las emociones:

3. Juega y practica con este juego de mesa sobre las emociones pinchando aquí:

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

¿Qué es eso del “Ciberbullying”? Cuando el acoso está en todas partes…

Las nuevas tecnologías como los móviles, portátiles, tabletas y demás dispositivos con acceso a Internet, nos permiten estar conectados/as con nuestras amistades y compañeros/as en todo momento, incluso fuera del instituto.

Esto tiene una parte súper positiva ya que nos permite jugar, hablar y comunicarnos en todo momento desde nuestra propia casa facilitando la accesibilidad. Pero debemos tener en cuenta la otra cara, los peligros que tienen todas estas ventajas, y en este post intentaremos explicarlo.

Corto realizado por alumnos y alumnas del IES Ramón Arcas Mecas para denunciar el Ciberbullying y los peligros que entraña para quien lo sufre y quien lo observa

Las personas que sufren un acoso en el colegio o instituto suelen sufrir esos mismos abusos también en las redes. ¿Te imaginas lo molesto y desagradable que sería que se metieran contigo en el instituto, pero que, además, siguieran cuando estás en tu casa?

Desgraciadamente, esto pasa algunas veces y se llama ciberacoso o ciberbullying.

El ciberacoso es cualquier delito contra la intimidad de las personas en las redes sociales: amenazas, insultos, invasión del correo, revelación de secretos, publicación de contenido no consentido (fotos, mensajes, etc.), suplantación de perfiles, y cualquier otro tipo de maltrato psicológico y abusivo de control y poder contra una persona por medio de estas vías digitales.

A continuación, os dejamos 5 pasos para saber qué hacer si estas sufriendo ciberacoso o eres testigo de ello:

  1. Guarda las pruebas que demuestran ese ciberacoso.
  2. Advierte al agresor/a o al grupo que están cometiendo un delito y tienes las pruebas.
  3. Si consideras que hay amenazas graves, pide ayuda cuanto antes: a tus amigos/as, familia u a otros adultos de confianza.
  4. Pide ayuda y denuncia al administrador de la app, o plataforma si estás sufriendo insultos o humillaciones.
  5. Configura tu privacidad en tus perfiles de redes sociales de forma que solo puedan comunicarse contigo quienes tú aceptes.

¡No guardes silencio, tú no eres culpable de nada y no debes aguantarlo!

Recuerda que si necesitas ayuda puedes llamar al teléfono 017, Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en la que pueden realizarse consultas en horario de 9:00 a 21:00 horas durante todos los días del año (incluidos sábados, domingos y festivos) o, si lo prefieres, pinchando en el link previo puedes rellenar un formulario de consulta por escrito en su página web.

Además tienes otro teléfono de apoyo: 900 018 018, es gratuito, anónimo y está disponible las 24 horas del día

¡No estás solo/a, no te calles!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

La Ciberseguridad, una buena compañera de viaje virtual

Tener una buena noción de ciberseguridad, en especial en las redes sociales que usamos a diario: Instagram, Twitter, Snapchat, Facebook, Youtube, WhatsApp, TikTok, etc., nos permite ser más fuertes y estar más preparados/as ante posibles problemas en el futuro. Es tan sencillo como usar un casco cuando vas en moto. No tiene por qué pasarte nada, pero es mejor que lo lleves por si acaso. Porque prevenir es curar.

En las redes sociales hay mucha gente, de todo tipo: hay personas buenas, malas y regulares, como en la vida. Por eso, debemos tener en cuenta una serie de actuaciones que nos protejan ante gente que nos quiere hacer daño, perjudicar, aprovecharse o que se le pase por la cabeza molestarnos.

Vídeo de Campaña UNICEF sobre el peligro de la sobreinformación que vertemos en redes sociales

A continuación, os dejamos unos CONSEJOS fáciles de llevar a cabo que te pueden ahorrar un disgusto:

  1. Lo primero, como en el resto de facetas de tu vida: TEN SENTIDO COMÚN. Es decir, ten en cuenta que las redes sociales son como si cogieras un micrófono frente a miles de personas, tanto conocidas como desconocidas. No hagas de las redes sociales un escaparate en el que puedan saber absolutamente todo de ti. ¡¡Ojo con lo que publicas!! No sabes cómo lo pueden usar ya que la información es muy accesible.
  2. Configura tu privacidad en todas las redes, de manera que nadie que no elijas tú pueda ver qué publicas, o pueda contactar contigo. Te puede evitar bastantes problemas en el futuro.
  3. En caso de sentirte acosado/a o molestado/a, tanto por un conocido como por un desconocido, ¡DENUNCIA!, tanto al contacto de las redes sociales (Siempre hay un contacto para este tipo de cosas) como a familiares u otros adultos de confianza (profesorado, equipo de orientación, etc.).
  4. No agregues ni hables con desconocidos, puede ser una cuenta fake (perfil falso) y no ser quien dice ser.
  5. Ten bien cuidadas tus contraseñas, y pon al menos dos factores de autentificación. Evitarás que puedan usurpar tu identidad y hablar por ti en público.

No lo dudes jamás, porqué puede ir a más. Si te sientes acosado/a, ¡¡DENUNCIA!!, porque no estás solo/a.

Recuerda que si necesitas ayuda puedes llamar en cualquier momento al 900 018 018, es gratuito, anónimo y está disponible las 24 horas del día.

Además, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital tiene un Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE): que desde este año ha puesto a disposición de empresas, ciudadanos, padres, MENORES y educadores una línea telefónica gratuita de ayuda en ciberseguridad: 017, en la que pueden realizarse consultas en horario de 9:00 a 21:00 horas durante todos los días del año (incluidos sábados, domingos y festivos) o, si lo prefieres, pinchando en el link previo puedes rellenar un formulario de consulta por escrito en su página web.

Como puedes ver, no es tan difícil tener una buena ciberseguridad en nuestras redes sociales, y esto nos permite estar más seguros/as y protegernos de posibles extorsiones, insultos o ciberacoso.

La ciberseguridad nos permite prevenir y controlar nuestra información, poner candados a contenidos inadecuados para nuestra protección ante la facilidad de acceso en Internet y las redes sociales; y llegado el caso, denunciar para prevenir el acoso por estas vías.

Te esperamos en nuestro próximo post sobre un tema muy relacionado, EL CIBERBULLYING O CIBERACOSO, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!