Las Redes Sociales en verano

El verano es la época en la que, a nivel personal, tenemos más tiempo libre, vamos de vacaciones y publicamos y compartimos más contenido en las redes sociales. Pero ¿qué ocurre con nuestra seguridad? ¿Qué debemos compartir y que no? ¿Cómo podemos protegernos a nosotros/as mismos/as y proteger a los/as demás?

Cuando decimos que la seguridad en redes sociales debe ser uno de los aspectos más importantes, en verano esto tiene que ser lo más importante, ya que, sin darnos cuenta, se vuelven el sitio ideal para dar a conocer todos los planes que se tienen con todo tipo de detalle. Lo primero que no debemos hacer es anunciar que nos vamos de vacaciones, ya que de lo contrario estaríamos dándoles vía libre a los ciberdelincuentes para lanzar ataques ahora que saben que no podrán ser respondidos con la rapidez necesaria.

Tras el nacimiento, desarrollo y auge de las redes sociales nuestra forma de comunicarnos con el mundo ha cambiado. Ha supuesto el poseer un espacio en Internet donde poder compartir mensajes e información en diferentes formatos (texto, imagen, música, audio, vídeo…) de forma virtual con muchas personas a la vez, mientras entablan conversaciones, vierten opiniones y diálogos sobre algún tema.

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real. Estas tienen infinidad de beneficios, pero también de peligros que debemos tener en cuenta. Hemos hecho una pequeña recopilación de los más significativos:

Infografía dinámica sobre los beneficios y peligros de las RRSS. YMCA. 2020.

Muchas veces, compartimos demasiados detalles de nuestro día a día en las redes sociales, incluso hay determinada información que debemos proporcionar de manera obligatoria si queremos hacer uso de ella como son el correo electrónico, número de teléfono o fecha de cumpleaños para confirmar nuestra identidad y/o mayoría de edad. Esto no debería preocuparnos, siempre y cuando estos datos no sean visibles por terceras personas, ¿verdad?

El problema está en el mal uso que podamos hacer de las RRSS, o el abuso, descontrol y adicción que pueden generar, llegando a hacernos sentir que cada vez necesitamos más likes, más post, stories y publicitar y publicar cada cosa que hacemos poniendo en riesgo nuestra privacidad y seguridad con una sobre exposición innecesaria de información personal.

Mira este vídeo sobre el tema que planteamos para reflexionar sobre ello:

Campaña Unicef Redes. UNICEF. 2018.

Por otro lado, en ocasiones publicamos contenidos que nos parecen inofensivos, pero no somos conscientes del grado de exposición al que nos sometemos, ni las consecuencias que pueden tener en nuestras vidas. Ejemplos de información que no deberíamos hacer pública en la Red:

Infografía dinámica sobre la “Información que no debemos compartir en RRSS”. YMCA. 2020.

Si nuestras redes sociales están expuestas, nosotros también. Y es que la información que compartimos en nuestras redes puede ser utilizada con fines malignos.

La época de vacaciones, y especialmente en verano entraña muchos riesgos, por ello, hay que tener en cuenta lo arriesgado que es anunciar la ausencia del domicilio habitual y los peligros que esto puede conllevar, como robos e incluso ocupaciones.

Solo en la red social Facebook se suben más de 300 millones de imágenes al día. Es importante controlar el tipo de imágenes que se suben para evitar posibles situaciones incómodas, teniendo especial cuidado con imágenes comprometidas o en las que aparezcan menores.

Te dejamos otro vídeo sobre el público que visita las RRSS:

Tu vida en las RRSS tiene público. Orange. 2020.

El afán por compartir todo lo que hacemos en nuestras redes sociales puede ser muy peligroso, como se ha comentado, uno de los mayores problemas es que alguien podría suplantar nuestra identidad, además nuestras fotos y vídeos podrían caer en manos de alguien que les de un final inesperado.

Si estás interesado/a en saber más sobre el tema no dudes en buscar más información, consultar con un adulto o los técnicos de este programa y sobre todo si ves a tu alrededor cómo tus amigos/as comparten fotos y otra información en sus redes sociales que puedan ponerlos en peligro ¡Díselo y ayúdales! 

Es importante tener control y filtro sobre lo que publicamos, comprobando la privacidad de nuestros datos, perfil y otra información relevante de cada Red Social y perfil que tengamos, para nuestra propia seguridad.

Te dejamos un par de vídeos más para profundizar sobre las RRSS y la precaución ante la difusión de fotos, información personal y otros datos privados:

Cuidado con lo que subes a INTERNET:

Cuidado con lo que subes a Internet. Gobierno de Paraguay. 2014.

Los riesgos de compartir fotos personales en las RRSS:

Riesgos de compartir fotos personales en RRSS. Gobierno de México. 2017.

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!

Las redes sociales y la importancia de expresarse bien: cómo comunicar y comportarse en ellas.

Hoy, y ahora más que nunca, las Redes Sociales (RR.SS.) nos acercan a las personas. A nuestros amigos/as, familiares, vecinos e incluso a nuestros/as profesores/as.

Y es que las RR.SS. atienden a la necesidad básica de los seres humanos de estar en contacto con otras personas, para socializar y sentir que seguimos ahí, aunque sea en nuestras casas confinados/as.

SON MUCHAS LAS VENTAJAS QUE LAS RR.SS. OFRECEN:

Infografía sobre las ventajas y desventajas de las RR.SS. YMCA 2020.

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas”

Albert Einstein

Pero las RR.SS., como ves, también tienen algunos peligros de los que hay que estar alerta para detectarlos y prevenirlos:

La adicción a las RR.SS. provoca que nos perdamos vivir la realidad. “Desconecta para conectar”. Lindberg. 2011.

“Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos, porque tienen que decir algo”

Platón

REGLAS PARA COMUNICARNOS MEJOR:

¿CÓMO QUIERES SER VISTO?

  • Todo no vale. Las redes sociales, sobre todo en los adolescentes, se han convertido en un potenciador de la falsa seguridad, confianza y autoestima. Con tal de ganar seguidores y más “me gusta”, venden su cuerpo al diablo: caras incitadoras, lenguaje corporal relacionado con la provocación y la sexualidad, desnudos o semidesnudos, morritos calientes y poses de modelo.
  • Se sincero, pero a la vez protege tu intimidad. No desveles a desconocidos, por mucha confianza que le inspiren, datos íntimos y/o privados, fotos personales que puedan hacerte daño. Tampoco mientas, solo evita y protégete de lo que pueda hacerte daño.
  • Se empático. Si vas a hacer un comentario público, piensa en los demás, en quién recibe su comentario, y cómo le puede afectar. Recuerda que está en un lugar público, expuesto a otras personas.
  • Se amable y positivo. Nos gusta relacionarnos con quien ofrece apoyo, sonríe, valora y es agradecido.

¿Alguna vez habías pensado en las consecuencias de tus comentarios?

Las consecuencias de lo que escribes en RR.SS. sobre la vida real. Orange. 2019.

El ciberodio saca lo peor de nosotros mismos/as potenciado por la inmediatez y el anonimato. Piensa antes de escribir porque puedes hacer mucho daño con tus comentarios. No hagas en las RR.SS. lo que no te gustaría que te hicieran en la vida real.

Os dejamos un par de juegos para que practiquéis lo que habéis aprendido en esta entrada:

1.Prueba suerte con nuestro Kahoot pinchando aquí:

Si te metes directamente en la página de Kahoot o desde el móvil, puedes usar este código Challenged PIN: 03072096 para poder acceder al juego.

2. Intenta salir del ciberlaberinto:

RECUERDA

Las RR.SS están para disfrutarlas y aprovecharnos positivamente de ellas, pero nunca para esclavizarnos y hacernos sentir mal. Mucho menos para hacer sufrir a los demás.

Si quieres seguir profundizando en el tema y aún no la has visto, te recomendamos la película de La Red Social de David Fincher sobre la historia de la red social Facebook.

¡DISFRUTA DE LAS REDES SOCIALES PERO PRIMERO,

APRENDE A USARLAS!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

¿Qué es eso del “Ciberbullying”? Cuando el acoso está en todas partes…

Las nuevas tecnologías como los móviles, portátiles, tabletas y demás dispositivos con acceso a Internet, nos permiten estar conectados/as con nuestras amistades y compañeros/as en todo momento, incluso fuera del instituto.

Esto tiene una parte súper positiva ya que nos permite jugar, hablar y comunicarnos en todo momento desde nuestra propia casa facilitando la accesibilidad. Pero debemos tener en cuenta la otra cara, los peligros que tienen todas estas ventajas, y en este post intentaremos explicarlo.

Corto realizado por alumnos y alumnas del IES Ramón Arcas Mecas para denunciar el Ciberbullying y los peligros que entraña para quien lo sufre y quien lo observa

Las personas que sufren un acoso en el colegio o instituto suelen sufrir esos mismos abusos también en las redes. ¿Te imaginas lo molesto y desagradable que sería que se metieran contigo en el instituto, pero que, además, siguieran cuando estás en tu casa?

Desgraciadamente, esto pasa algunas veces y se llama ciberacoso o ciberbullying.

El ciberacoso es cualquier delito contra la intimidad de las personas en las redes sociales: amenazas, insultos, invasión del correo, revelación de secretos, publicación de contenido no consentido (fotos, mensajes, etc.), suplantación de perfiles, y cualquier otro tipo de maltrato psicológico y abusivo de control y poder contra una persona por medio de estas vías digitales.

A continuación, os dejamos 5 pasos para saber qué hacer si estas sufriendo ciberacoso o eres testigo de ello:

  1. Guarda las pruebas que demuestran ese ciberacoso.
  2. Advierte al agresor/a o al grupo que están cometiendo un delito y tienes las pruebas.
  3. Si consideras que hay amenazas graves, pide ayuda cuanto antes: a tus amigos/as, familia u a otros adultos de confianza.
  4. Pide ayuda y denuncia al administrador de la app, o plataforma si estás sufriendo insultos o humillaciones.
  5. Configura tu privacidad en tus perfiles de redes sociales de forma que solo puedan comunicarse contigo quienes tú aceptes.

¡No guardes silencio, tú no eres culpable de nada y no debes aguantarlo!

Recuerda que si necesitas ayuda puedes llamar al teléfono 017, Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en la que pueden realizarse consultas en horario de 9:00 a 21:00 horas durante todos los días del año (incluidos sábados, domingos y festivos) o, si lo prefieres, pinchando en el link previo puedes rellenar un formulario de consulta por escrito en su página web.

Además tienes otro teléfono de apoyo: 900 018 018, es gratuito, anónimo y está disponible las 24 horas del día

¡No estás solo/a, no te calles!

Te esperamos en nuestro próximo post, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones, experiencias y comentarios aquí abajo!

La Ciberseguridad, una buena compañera de viaje virtual

Tener una buena noción de ciberseguridad, en especial en las redes sociales que usamos a diario: Instagram, Twitter, Snapchat, Facebook, Youtube, WhatsApp, TikTok, etc., nos permite ser más fuertes y estar más preparados/as ante posibles problemas en el futuro. Es tan sencillo como usar un casco cuando vas en moto. No tiene por qué pasarte nada, pero es mejor que lo lleves por si acaso. Porque prevenir es curar.

En las redes sociales hay mucha gente, de todo tipo: hay personas buenas, malas y regulares, como en la vida. Por eso, debemos tener en cuenta una serie de actuaciones que nos protejan ante gente que nos quiere hacer daño, perjudicar, aprovecharse o que se le pase por la cabeza molestarnos.

Vídeo de Campaña UNICEF sobre el peligro de la sobreinformación que vertemos en redes sociales

A continuación, os dejamos unos CONSEJOS fáciles de llevar a cabo que te pueden ahorrar un disgusto:

  1. Lo primero, como en el resto de facetas de tu vida: TEN SENTIDO COMÚN. Es decir, ten en cuenta que las redes sociales son como si cogieras un micrófono frente a miles de personas, tanto conocidas como desconocidas. No hagas de las redes sociales un escaparate en el que puedan saber absolutamente todo de ti. ¡¡Ojo con lo que publicas!! No sabes cómo lo pueden usar ya que la información es muy accesible.
  2. Configura tu privacidad en todas las redes, de manera que nadie que no elijas tú pueda ver qué publicas, o pueda contactar contigo. Te puede evitar bastantes problemas en el futuro.
  3. En caso de sentirte acosado/a o molestado/a, tanto por un conocido como por un desconocido, ¡DENUNCIA!, tanto al contacto de las redes sociales (Siempre hay un contacto para este tipo de cosas) como a familiares u otros adultos de confianza (profesorado, equipo de orientación, etc.).
  4. No agregues ni hables con desconocidos, puede ser una cuenta fake (perfil falso) y no ser quien dice ser.
  5. Ten bien cuidadas tus contraseñas, y pon al menos dos factores de autentificación. Evitarás que puedan usurpar tu identidad y hablar por ti en público.

No lo dudes jamás, porqué puede ir a más. Si te sientes acosado/a, ¡¡DENUNCIA!!, porque no estás solo/a.

Recuerda que si necesitas ayuda puedes llamar en cualquier momento al 900 018 018, es gratuito, anónimo y está disponible las 24 horas del día.

Además, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital tiene un Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE): que desde este año ha puesto a disposición de empresas, ciudadanos, padres, MENORES y educadores una línea telefónica gratuita de ayuda en ciberseguridad: 017, en la que pueden realizarse consultas en horario de 9:00 a 21:00 horas durante todos los días del año (incluidos sábados, domingos y festivos) o, si lo prefieres, pinchando en el link previo puedes rellenar un formulario de consulta por escrito en su página web.

Como puedes ver, no es tan difícil tener una buena ciberseguridad en nuestras redes sociales, y esto nos permite estar más seguros/as y protegernos de posibles extorsiones, insultos o ciberacoso.

La ciberseguridad nos permite prevenir y controlar nuestra información, poner candados a contenidos inadecuados para nuestra protección ante la facilidad de acceso en Internet y las redes sociales; y llegado el caso, denunciar para prevenir el acoso por estas vías.

Te esperamos en nuestro próximo post sobre un tema muy relacionado, EL CIBERBULLYING O CIBERACOSO, mientras tanto, ¡comparte, difunde y deja tus opiniones y comentarios aquí abajo!